Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Davutoglu afirma que el proceso de paz con el PKK podría resolverse en unos pocos meses

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, ha afirmado este jueves que el proceso de paz con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) podría resolverse en unos pocos meses, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
"Hay una 'hoja de ruta' que ha sido designada. Si todas las partes, particularmente los segmentos involucrados en el proceso, hacen su parte, el punto deseado podría alcanzarse en un periodo corto, dentro de los próximos meses", ha apuntado.
"Nuestra postura es abierta y está clara. Hemos dado los pasos requeridos y estamos decididos a dar más. Por supuesto, este tipo de procesos no funcionan de forma unilateral", ha agregado.
En este sentido, ha valorado que "existe una necesidad especial de que todas las personas acuerden preservar el orden y la estabilidad", ha agregado, tal y como recoge el citado diario.
"Si los acontecimientos en Siria e Irak no hubieran tenido lugar --en referencia a los conflictos abiertos en ambos países--, estamos seguros de que el proceso (de paz) hubiera acabado antes", ha apuntado.
Así, Davutoglu ha sostenido que la situación en ambos países "han provocado algunos problemas respecto a los pasos que se podrían haber adoptado en el interior de Turquía", en una referencia a las manifestaciones violentas de las últimas semanas ante los avances del grupo extremista Estado Islámico hacia la localidad siria de Kobani, de mayoría kurda.
Las palabras del primer ministro turco han llegado apenas dos días después de que el líder del PKK, Abdulá Ocalan, manifestara que el proceso de paz con el Gobierno de Turquía ha entrado en una nueva etapa, al tiempo que aseguró que tiene esperanzas de que termine de forma exitosa.
"En el punto en el que estamos, ambas partes han entendido la escasa diferencia entres sus posiciones y el hecho de que estas (diferencias) no llevarán a la paz", dijo, según un comunicado publicado por el prokurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP).
"Lo que necesitamos es confianza para la paz y la democracia, una voluntad más clara y movimientos políticos más audaces. En nombre del pueblo de esta tierra, nuestra deuda histórica es no alejarnos de nuestra propia solución", remachó.
EL PROCESO DE PAZ
Las conversaciones de paz entre el PKK y el Gobierno turco comenzaron en octubre de 2012 con el objetivo de dar fin al conflicto que ha provocado más de 40.000 muertos en tres décadas, y que ha detenido el crecimiento de la región del sudeste de Turquía, de mayoría kurda.
El proceso de paz se ha convertido en una urgencia adicional para Turquía después de que las milicias kurdas comenzaran a luchar en la guerra civil del país vecino, en busca de una mayor autonomía en diferentes partes del norte de Siria, junto a la frontera.
Ankara teme que la violencia en sus intentos de conseguir una mayor autonomía puedan envalentonar al PKK en suelo turco, y acaben poniendo en peligro el proceso de paz.
Los líderes kurdos han hecho un llamamiento al Gobierno turco para llevar a cabo las reformas previstas en las conversaciones de paz con Ocalan, sin embargo, Ankara ha asegurado que para cumplir su parte del trato, los kurdos tienen que acelerar la retirada de su tropas del norte de Irak.
Estas reformas incluyen pasos para impulsar los derechos de la minoría kurda, incluyendo la abolición de la ley antiterrorista bajo la cual miles de kurdos han sido encarcelados por su relación con el PKK.
A través de las reformas también podría garantizarse el derecho a recibir una educación en lenguaje kurdo, así como disminuir el número de votos que necesitan los partidos para entrar en el Parlamento.