Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Defensor del Pueblo dice que hay indicios de que policías participaron en el asesinato de 13 personas

El Defensor del Pueblo de Brasil, Júlio César Fernandes Neves, quien ha asumido su cargo hace cinco días, ha manifestado que hay indicios que señalan a policías como los precursores de los 13 asesinatos que tuvieron lugar el domingo por la noche en la ciudad de Campinas, en el estado de Sao Paulo.
"De cada diez personas que hablan del caso, nueve comentan la participación de policías", ha afirmado Neves tras acudir a los velatorios de las personas asesinadas.
Durante la noche del domingo y la madrugada del lunes, en menos de tres horas, trece hombres con edades comprendidas entre los 17 y los 30 años murieron en los alrededores del popular barrio de 'Ouro Verde' por tiros de pistolas '380' y de nueve milímetros. Horas después, tres autobuses fueron incendiados y otros siete fueron asaltados en represalia.
La Policía Civil no descarta la posibilidad de que estos crímenes hayan sido una venganza por la muerte de un policía militar en el barrio de 'Ouro Verde' en un enfrentamiento entre bandas rivales.
Familiares de las víctimas han testificado este martes y algunos de ellos han relatado que vieron que algunos de los asesinos de sus allegados iban vestidos con uniforme.
Durante el velatorio de una de las víctimas, un familiar ha señalado que, frente a los asesinatos, y por iniciativa de los propios vecinos, se ha decretado un toque de queda para que las personas dejen de salir de sus casas a partir de las 19.00 horas, mientras que los comercios de la ciudad también han cambiado sus horarios.
"La Policía está matando gente. No quiero ser identificada para no ser una víctima. Esto va a acabar desatando una guerra", ha indicado otra familiar, según ha recogido el portal de noticias brasileño G1 de Globo.
La investigación está siendo llevada por el 1º Distrito Policial de la ciudad de Campinas. En un comunicado, la Policía Militar dijo que "no está tratando el hecho como una situación de normalidad" y que está vigilando la zona donde ocurrieron los crímenes.