Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulado un comando de ETA en Guipúzcoa que estaba listo para atentar

Olatz Lasagabaster (izda.), Patxi Uranga Salbide (c) y Ainara Vázquez Martínez (d), detenidos en la operación llevada a cabo la pasada madrugada en Usurbil, Guipúzcoa. Ainara Vázquez Martínez (d) figuraba como suplente en las listas de ANV a las elecciones municipales de 2007 en la localidad de Astigarraga, una de las que fueron anuladas por los tribunales, con lo que no concurrió a los comicios. EFE/Ministerio del Interiortelecinco.es
La Policía Nacional ha desarticulado la pasada madrugada en Guipúzcoa un comando armado de 'legales' de la banda terrorista ETA que estaba listo para atentar de forma inmediata pero que todavía no había iniciado su actividad terrorista.
En la operación, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, los agentes han detenido en las localidades guipuzcoana de Usurbil y Astigarraga a tres presuntos miembros de ETA no fichados por la Policía y se ha incautado de más de 75 kilos de material explosivo.
Los arrestados son Olatz Lasagabaster y Patxi Uranga, detenidos en la localidad de Usurbil, y Ainara Vázquez, apresada en Astigarraga y que figuró en las listas de Acción Nacionalista Vasca por esta localidad guipuzcoana en las últimas elecciones municipales de 2007.
"Era un comando que no había iniciado su actividad terrorista, pero que estaba en condiciones de comenzar a atentar", ha subrayado en rueda de prensa el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, quien ha destacado que los tres detenidos tenían ya todo lo necesario para "actuar inmediatamente".
Camacho ha recalcado el "carácter preventivo" de la operación desarrollada por la Comisaría General de Información y la Brigada Provincial de San Sebastián que "ha evitado dolor y sufrimiento" a los ciudadanos.
En los cuatro registros realizados en las localidades de Usurbil, Astigarraga, Lasarte y San Sebastián, la Policía se ha incautado de más de 75 de kilos de material explosivo; 65 kilos de nitrato amónico y más de diez de polvo de aluminio, con los que se fabrica el amonal.
Además, en estos registros se ha intervenido unos 25 metros de cordón detonante, diverso material para la confección de artefactos explosivos, ordenadores, dos walky-talkies, unos grilletes y documentación de la banda terrorista.
Dentro del material incautado no se han encontrado elementos para la confección de bombas-lapa, como la utilizada en el atentado del pasado viernes que costó la vida del inspector de Policía Eduardo Puelles en Bilbao.
Tampoco hay evidencias de que este grupo sea el responsable de los ataques y sabotajes sufridos en los últimos meses por algunas de las empresas adjudicatarias de las obras de la "Y" vasca, ni tampoco del atentado que el pasado mes de diciembre costó la vida en Azpeitia a Inaxio Uria, consejero de la empresa constructora Altuna y Uria.
Según el Ministerio del Interior se trata del tercer 'talde' de ETA desarticulado por la Policía Nacional en los últimos ocho meses antes de que comenzara a cometer atentados.
El anterior "comando" desarticulado en estas mismas circunstancias fue el denominado "Aihur", en una operación practicada a finales del mes de abril y que se precipitó tras la captura en Francia del etarra Jurdan Martitegi, considerado en esos momentos el 'número uno' de la banda.
El comando estaba formado por seis personas que fueron arrestadas en Vitoria y en Bilbao y tenía la intención de perpetrar un atentado "inminente" en mayo, coincidiendo presumiblemente con la investidura como lehendakari de Patxi López, con una furgoneta cargada de explosivos entregada por el propio Martitegi.
El otro comando desmantelado recientemente antes de atentar fue el denominado "Hego Haizea", y supuso la detención de cuatro presuntos miembros de la banda en Navarra, además de la incautación de unos cien kilos de explosivos.
El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha felicitado a las Fuerzas de Seguridad del Estado por esta operación y ha insistido en que el máximo objetivo del Ministerio del Interior sigue siendo "terminar con la banda terrorista".
"Todos aquellos que forman parte de la banda terrorista o que pueden en algún momento pensar en integrarse en ETA deben tener muy claro que su único final (...) es la cárcel", ha advertido.
En esta misma línea, el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez López, ha vaticinado hoy en Santander que habrá "muchas más operaciones" contra ETA como la desarrollada la pasada madrugada en Guipúzcoa.