Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelan en México una red internacional de contrabando de textil

El Gobierno federal de México ha desmantelado una red internacional de contrabando de textiles que importaba mercancías con un valor real superior al declarado oficialmente y que, posteriormente, enviaba las ganancias obtenidas al extranjero.
El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, y el jefe del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez Sánchez, presentaron este jueves el esquema de operación de la red de evasores internacionales, que involucra a 219 empresas de México, Estados Unidos, Panamá, Islas Vírgenes, China, Singapur, Corea del Sur y Hong Kong.
El descubrimiento de esta red internacional de presuntos contrabandistas es resultado de una investigación llevada a cabo de julio de 2013 a junio de 2014 y es una de las respuestas a las demandas de los industriales del sector en el país, "quienes han sido afectados por la competencia desleal que esto provoca".
En una primera estimación, las operaciones irregulares que realizaban estas empresas ascienden aproximadamente a 1.512 millones de pesos --tan solo de montos infravalorados--, lo que permite estimar una omisión en el pago de impuestos por actos de comercio exterior de al menos 500 millones de pesos.
No obstante, y según el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil, Moises Kalach, quien intervino también en la conferencia de prensa celebrada en el Palacio Nacional, los cálculos de la industria les hacen creer que la evasión fiscal puede llegar a niveles de entre 8.000 y 10.000 millones de pesos.
Es el equivalente --dijo-- a 1.200 millones de prendas que han entrado infravaloradas a México en los últimos 18 meses, "un nivel de unas diez prendas por habitante, lo cual es algo exorbitante", subrayó. Como ejemplo, señaló que los precios declarados de las importaciones, principalmente asiáticas, no cubren ni los costos de las materias primas.
"En los últimos doce a dieciocho meses el nivel de ilegalidad de nuestro sector ha llegado a términos exorbitantes, y ha tomado la planta productiva como un rehén, principalmente a través de corrupción de jueces que otorgaron amparos que llevaron el nivel de subvaluación por arriba del 50 por ciento de las importaciones totales", subrayó.
Por su parte, el jefe del Servicio de Administración Tributaria explicó que la red detectada está integrada por 219 sujetos, de los cuales, 154 personas han sido denunciadas y a 85 se les han asegurado ya las cuentas bancarias.
Los denunciados cumplen diferentes roles en la red: 53 eran proveedores internacionales, 31 importadores, 22 son agentes de aduanas, y hay 113 empresas ficticias que se utilizaron para realizar transferencias internacionales.
VALOR INFERIOR AL PAGADO
La forma de operación de esta red se inicia con la importación de mercancías con un valor oficial por debajo del que realmente se ha pagado por ellas, lo que disminuye la base gravable con el objeto de pagar menos contribuciones.
Para ello, importadores establecidos en México compraron mercancía a proveedores extranjeros utilizando facturas falsas. La diferencia en el valor de venta y el coste era pagada por el importador a empresas ficticias, quienes sin tener una relación real de negocio transferían grandes cantidades de dinero a los proveedores.
De esta manera, se adquiría mercancía a un monto menor al comercial, la cual se integraba al mercado nacional a través de diferentes distribuidores, afectando a las empresas formales que sí realizan sus operaciones en el marco de la ley.
Esta forma de operación se encuadra en la tipología de 'Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita'; por ello, se denunció a 154 personas ante la Procuraduría General de la República por la posible comisión de los delitos de contrabando técnico y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
DAÑO A LA ECONOMÍA Y EL EMPLEO
En su intervención, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, lamentó que el contrabando de productos textiles y del vestido "daña la economía, la creación de empleos, la inversión y el crecimiento".
Se trata --dijo-- de acciones contra la "impunidad que promueve la economía informal" en una industria, como la textil, que representa más del 10% del valor de la industria de la transformación y emplea a más de 420.000 mexicanos y mexicanas.
El descubrimiento de esta red internacional de presuntos contrabandistas es resultado de una investigación coordinada, y "sin precedentes", llevada a cabo de julio de 2013 a junio de 2014, y "una de las respuestas a las demandas de los industriales del sector en el país quienes han sido afectados por la competencia desleal que esto provoca", señaló la Secretaría.