Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenida una tercera persona por agredir a maestros que no quisieron unirse al paro en Chiapas

Las autoridades mexicanas han detenido a José Luis Calvo López vinculado a la agresión contra varios maestros que no quisieron sumarse a la huelga en Comitán, en el estado de Chiapas, el pasado 31 de mayo, elevando así a tres el balance de detenidos a tres.
Éste es el hermano del primer detenido, Santiago Calvo López, que el pasado jueves reconoció ante las autoridades mexicanas que había trasquilado a los profesores para exigir el cierre del colegio en el que permanecían dando clase.
En un comunicado, el Gobierno del estado de Chiapas ha informado de que al recién detenido se le acusa de destrucción de un módulo de Gobierno exprés y de ataques contra la Policía.
Santiago Calvo López, al igual que el segundo detenido, Juan Carlos López Flores, están recluidos en el centro penitenciario de El Amate. La Fiscalía ha informado de que el pasado lunes, ambos se reservaron su derecho a declarar.
Según las investigaciones preliminares, Calvo López habría privado "de la libertad" a sus víctimas, "a quienes sacaron con violencia de un inmueble, acompañado de un grupo de alrededor de 80 agremiados de la OPIEZ, integrada principalmente por comerciantes ambulantes", tal y como indican en un comunicado
En este contexto, se indica que las víctimas sufrieron "presión psicológica" al trasquilarles el cabello, al colgarles carteles donde se podía leer 'Traidores a la patria' y hacerles caminar con ellos entre la protesta.
Las vejaciones tuvieron lugar el pasado martes, cuando al menos seis funcionarios que prefirieron no sumarse al paro convocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fueron retenidos y trasquilados.