Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un chófer de la Embajada noruega en Israel por contrabando de antigüedades

Uno de los chóferes de la Embajada noruega en Israel fue arrestado el pasado martes por las autoridades aduaneras israelíes por transportar escondidas en el interior de su vehículo una gran cantidad de antigüedades mientras trasladaba a un diplomático noruego, según ha informado la Hacienda de Israel y recoge el diario 'The Jerusalem Post'.
De acuerdo con un comunicado de la Hacienda israelí, un vehículo mercedes con matricula diplomática se detuvo en el puente Allemby, que conecta Cisjordania con Jordania, para ser examinado por las autoridades aduaneras. Mientras los agentes comprobaban la carrocería del vehículo, encontraron hasta 10 kilos de monedas y figuras decorativas antiguas metidas dentro de unas rudimentarias cajas de cartón y escondidas en el interior de los paneles del coche.
El chófer, identificado como un ciudadano israelí residente en Jerusalén, fue arrestado acusado de contrabando y ya ha sido puesto en libertad bajo fianza por el Tribunal de Magistrados de Jerusalén. La Embajada noruega no ha querido hacer declaraciones relacionadas con el arresto.
Las autoridades israelíes no han dado detalles acerca del valor o del origen del botín incautado, pero varias fotografías publicadas en el diario 'The Jerusalem Post' muestran que está compuesto por decenas de monedas antiguas de diversos metales y varias docenas de pequeños figurines decorativos.
El contrabando y robo de antigüedades es una gran industria en Israel, donde los ladrones de antigüedades realizan búsquedas exhaustivas en los restos de tumbas y túneles de civilizaciones antiguas, de donde extraen objetos de gran valor que luego venden a coleccionistas de forma ilegal dentro y fuera de Israel.