Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un joven de 25 años tras un tiroteo con tres heridos, uno de ellos grave, en Copenhague

Un joven de 25 años ha sido detenido en la capital danesa, Copenhague, acusado de ser el autor de un tiroteo registrado en el barrio alternativo de Christiania, en el centro de la ciudad, que dejó al menos tres heridos, uno de ellos de gravedad.
El tiroteo tuvo lugar a última hora de la noche del miércoles, cuando un joven abrió fuego "de repente y sin ningún tipo de aviso", según la Policía.
Según la información recopilada por la edición nacional del diario 'The Local', varios agentes de paisano estaban llevando a cabo una patrulla rutinaria en torno en torno a las 23.00 horas en la ciudad libre, donde las autoridades ejecutan a menudo redadas en el mercado de 'cannabis' al aire libre ubicado en la calle del Camello, la vía central del distrito.
Durante la patrulla, los agentes dieron el alto a un joven de 25 años, al que consideraban sospechoso de estar trasladando el dinero de las ventas de la jornada. Fue entonces cuando abrió fuego.
Dos agentes han resultado heridos, uno de ellos de gravedad tras recibir un disparo en la cabeza; el otro, con un disparo en la pierna, no corre peligro. Asimismo, un civil --extranjero-- también ha resultado herido por un disparo en una pierna.
El joven logró escapar, pero las autoridades localizaron al sujeto en una residencia en el barrio de Kastrup, ubicado en el centro-este de la isla de Amager, cerca del aeropuerto internacional. El joven, armado, se enfrentó a la Policía y resultó herido durante la intervención.
Ha sido detenido y acusado por tres delitos de intento de homicidio, venta ilícita de 'cannabis' y posesión ilegal de un arma de fuego. Según las autoridades, se trata de un ciudadano de nacionalidad danesa y descendencia bosnia, con vínculos con una organización salafista denominada Millatu Ibrahim, prohibida en Alemania, y "con simpatía hacia el autodenominado Estado Islámico".
No obstante, la Policía ha indicado que "actualmente no existen pruebas" que sugieran que el tiroteo esté relacionado con sus creencias.