Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen al Fritzl australiano

La policía investigó el caso en febrero después de que la víctima denunciase los hechos. Cuando las autoridades interrogaron al presunto violador, el hombre de 60 años, negó haber secuestrado y violado a su hija. Sin embargo, las pruebas de AND demostraron que él era el padre de los niños.
Este hombre se enfrenta ahora a más de 80 cargos por abusos sexuales y violación. La madre de la chica, casada todavía con el padre y agressor de su hija, niega saber quien es el padre de sus nietos. La Policía también alega que el hombre mantuvo a su hija como una prisionera.
Durante años, hubo pistas sobre el caso pero en ningún momento la policía consiguió desvelar el horror que este hombre estaba haciendo vivir a su propia hija. En la localidad de Victoria, los vecinos sospechaban aunque nunca denunciaro nada a la policía porque no querían causar problemas.
Todos los niños sufrien problemas de salud y uno de ellos murió . La mujer y sus hijos viven ahora en una casa tutelada por las autoridades. CGS