Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a 32 'gadafistas' por la cadena de atentados con bomba en Trípoli

Atentado en Trípolitelecinco.es

Un total de 32 simpatizantes del ex líder libio Muamar Gadafi han sido detenidos por la cadena de atentados con bomba que se ha perpetrado este domingo en Trípoli y que ha dejado un balance de dos muertos y tres heridos.

Un miembro del Comité Supremo de Seguridad ha informado de que los 32 detenidos forman parte de una organización criminal. "Se ha establecido una conexión entre los ataques y el grupo", ha dicho la fuente, bajo condición de anonimato. La primera de las explosiones se ha producido en las inmediaciones del Ministerio de Interior, sin que se hayan registrado víctimas mortales. A su llegada, la Policía ha localizado otro coche bomba que no ha llegado a explotar.
La segunda y la tercera de las explosiones se han producido en los alrededores de una antigua academia policial para mujeres, que el Ministerio de Defensa utiliza actualmente como centro de detenciones y de interrogatorios.
Dos personas de entre 20 y 30 años han fallecido en los dos últimos atentados. "Conducían por la zona justo en el momento de la explosión", ha explicado un responsable de la seguridad libia, en declaraciones a Reuters. Otras tres personas han resultado heridas.
Ésta es la primera vez que un atentado perpetrado en Libia se salda con víctimas mortales desde la caída del régimen 'gadafista', el 20 de octubre de 2011. En las últimas semanas, el país árabe ha sufrido una ola de violencia, que se vive con especial intensidad en su mitad oriental.
La ciudad de Benghazi, epicentro de las protestas populares que derrocaron a Gadafi, ha sido escenario de multitudinarias manifestaciones organizadas por una amalgama de grupos locales que exigen una mayor autonomía para la región de Cirenaica frente a Trípoli.
En Benghazi, el pasado martes siete colaboradores iraníes de la Media Luna Roja fueron secuestrados por un grupo armado, mientras que el pasado mes de julio un artefacto explotó frente a las oficinas de los servicios de Inteligencia, símbolo de la represión 'gadafista'.
Desde la caída del régimen de Gadafi, milicias de todo el país, pertenecientes a diversos movimientos políticos y tribus, luchan por acumular una mayor cuota de poder, protagonizando combates esporádicos debido al armamento del que se incautaron durante el conflicto.