Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a un tercer sospechoso por el asesinato del policía norirlandés

La Policía norirlandesa (PSNI) arrestó hoy a un hombre supuestamente vinculado con el asesinato el pasado lunes del agente Stephen Carroll, una acción atribuida al IRA de Continuidad, una escisión del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).
Según fuentes policiales, el sospechoso ronda la veintena de años y es la tercera persona detenida en relación con esa acción terrorista.
La PSNI continuaba hoy interrogando a otros dos hombres, de 17 y 37, años, arrestados el martes en la localidad de Craigavon, en el condado fronterizo de Armagh, en la misma población donde Carroll, de 48 años, murió tiroteado cuando investigaba la denuncia telefónica de una mujer sobre una actividad sospechosa en la zona.
El último sospechoso podrá ser interrogado durante 48 horas, aunque el periodo de detención puede extenderse hasta cinco días más con el correspondiente permiso de la Justicia.
El arresto se produjo después de que cientos de personas asistiesen hoy al funeral del policía en la localidad de Banbridge, en el condado de Down, y el Ejército británico homenajease este jueves a los dos soldados asesinados el pasado sábado por otra facción disidentes del IRA, el IRA Auténtico.
Durante la ceremonia de hoy, el jefe de la PSNI, Hugh Orde, recordó que Carroll, católico y a quien le quedaban solo dos años para jubilarse, ignoró el peligro que corría su vida cuando, tras una llamada telefónica, fue a ayudar "a una joven madre".
"Nunca será olvidado, Kate, se lo prometo", aseguró Orde a la viuda del policía fallecido.
Carroll recibió un tiro en la nuca de un pistolero que le disparó a través de la ventana trasera de su coche patrulla, un Skoda que no iba identificado como vehículo policial.
En el momento de la emboscada, el agente se encontraba junto a otros dos compañeros miembros de un grupo de apoyo táctico de la PSNI encargado de ofrecer cobertura a dos agentes de policía locales.
Al parecer, el grupo había retrasado hasta una hora su entrada en la citada barriada para constatar que no se estaban exponiendo a una trampa.
Cuando los dos agentes de policía local habían salido del coche para investigar la llamada telefónica de alarma de la mujer, un individuo disparó dos tiros contra el cristal trasero y acabó con la vida de Carroll.
Todos los partidos norirlandeses así como los Gobiernos de Londres y Dublín han condenado ambos actos terroristas y reforzado su compromiso con el proceso de paz, mientras que miles de personas se echaron a la calle esta semana para repudiar el retorno de la violencia.