Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Difunden las imágenes del asesinato de cuatro mujeres en Miami

Los hechos ocurrieron en la noche del domingo pasado, cuando el cubano Gerardo Regalado, de 38 años, mató a balazos en el aparcamiento de la cafetería "Yoyito" a su mujer, Liazán Molina, de 24 años, tras mantener una discusión familiar con ella.
En las imágenes puede verse al hombre entrando al restaurante tras matar a su mujer y dirigirse con paso firme hacia sus víctimas, sólo mujeres. En su camino pasa junto a un hombre que intenta bloquear la puerta y dos personas más, un hombre y una mujer, que se encontraban tras la barra. En apenas 15 segundos, Regalado acribilla a sus víctimas a quemarropa mientras la mujer que estaba tras la barra sale huyendo del local. Es la única mujer que se libró de la ira del cubano. Ninguno de los hombres resultó herido.
Las víctimas mortales, además de Molina, fueron identificadas como Maysel Figueroa, de 32 años; Lavina M. Fonseca, de 47 años, y Zaida Castillo, de 56.
Se desconocen todavía los móviles del crimen, pero al parecer Regalado, hermanastro del ex lanzador cubano Orlando "El Duque" Hernández, no aceptaba que su mujer le hubiese dejado hacía dos semanas.
Los vecinos de la pareja les describieron como un matrimonio tranquilo al que nunca se escuchaba discutir, que llevaban seis años juntos y se habían casado en 2007. Sin embargo, relatos de la familia de Molina en Cuba, señalan que la relación entre ambos era tumultuosa, porque Regalado era celoso y la maltrataba física y verbalmente. Molina lo había abandonado y se había ido a vivir con una prima que también trabajaba en 'Yoyito' y fue una de las mujeres que resultó herida.
Uno de los testigos que se encontraba en el local cuando se produjo la tragedia señaló a los medios que Regalado entró en el local "con una pistola en la mano y abrió fuego de forma indiscriminada" contra las mujeres.
El restaurante 'Yoyito', situado en el popular barrio de Hialeah con una población mayoritariamente cubana, ha vuelto a abrir sus puertas. "Tenemos que abrir y seguir trabajando porque los empleados tienen familia que mantener, pero continuamos orando por las víctimas y sus familiares", ha señalado Eduardo Rodríguez, propietario del lugar.