Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff, al borde de la destitución

Si al menos 41 de los 81 senadores apoyan el proceso, Rousseff será destituida temporalmente y Temer asumirá el cargo de forma interina.

Tras una investigación de un máximo de 180 días, se celebraría un juicio político en el Senado dirigido por el presidente del Tribunal Supremo. Si dos tercios de los senadores (54), habiendo un quórum de 42, respaldan la destitución, ésta será definitiva.

El gobierno de Brasil intenta detener, in extremis, la suspensión de Dilma Roussef. Ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo para evitar que en cuestión de horas, a las dos hora española, el senado del país vote el proceso de destitución de la presidenta. Una votación que, si finalmente se produce, será histórica y maratoniana, pudiendo durar más de 20 horas.