Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dilma blinda a ‘Lula’ Da Silva y le nombra superministro de la presidencia

Si la presidenta Dilma Rousseff se atrincheró con Lula en su casa para apoyarle tras su interrogatorio, estaba claro que no iba a dejar tirado a su padrino político. Pero ¿cómo conseguir que sus manos, manchadas por el escándalo de corrupción en Petrobras, queden a salvo - por ahora - de unas esposas? Pues nombrándole superministro de la presidencia. De un plumazo, le blinda, y sólo el Supremo podrá juzgarle. Y justo cuando las cosas se estaban poniendo muy feas ,porque tras el escándalo, –y ya van tres–, del triplex de Lula supuestamente comprado con mordidas de contratos de la mayor petrolera del país, y de que la fiscalía le acusara formalmente de lavado de dinero, ha vuelto a hablar Delcidio, su antiguo brazo derecho en el Senado. Éste, ha repetido que todos, –Dilma, Lula y medio gobierno–, estaban tan al tanto de la corrupción en Petrobras que la ocultaron y entorpecieron a la Justicia. Difícil aceptar la caída de un mito que para la izquierda latinoamericana lo había sido todo.