Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimisión por un descuido en Scotland Yard

El subcomisario británico, Bob Quick, mostró varios documentos con información confidencial sobre las redadas. Foto: The Sun.telecinco.es
Las redadas, que se llevaron a cabo antes de lo planeado como consecuencia del despiste del alto cargo, fueron efectuadas durante la tarde del miércoles y no por la mañana, como suele ser habitual en estas operaciones.
En concreto, el subcomisario Bob Quick, jefe de operaciones especiales de Scotland Yard, se dejó ver con documentos secretos a su llegada al número 10 de Downing Street, residencia y despacho oficial del primer ministro británico, Gordon Brown.
En un fajo de papeles que Quick portaba bajo el brazo se distinguía claramente uno de color blanco marcado con la palabra "secret" (secreto) y referido a una operación antiterrorista en curso, como se pudo ver en fotos tomadas por la prensa gráfica.
Según la PA, esa información, que no puede publicarse por motivos legales, incluía nombres de altos cargos policiales, lugares y detalles sobre amenazas extranjeras.
Quick, que tenía previsto reunirse con Gordon Brown y la ministra del Interior, Jacqui Smith, se disculpó por su despiste. El alcalde de Londres, Boris Johnson, ha aceptado la renuncia del subcomisario"con gran tristeza".
El oficial será sustituido al frente de las operaciones contra el terrorismo por el subcomisario John Yates, según la agencia local PA. EPF