Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el ministro de Exteriores de Canadá por perder unos documentos confidenciales

Fotografía del 21 de mayo de 2008 del ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Maxime Bernier. Foto: EFEtelecinco.es
Hace varias semanas se supo que la anterior compañera sentimental de Bernier, Julie Couillard, fue en el pasado novia de un miembro de los "Hell Angels", una organización criminal involucrada en el tráfico de drogas, prostitución y contrabando entre otras actividades delictivas.
Tras conocerse la relación de Couillard con "Hells Angels", los partidos de la oposición presionaron a Harper para saber si los servicios de seguridad canadienses conocían la relación de la novia de su ministro con una organización criminal.
Pero el gobernante Partido Conservador y el propio Harper se negaron a contestar a las preguntas de la oposición alegando que la relación entre el canciller canadiense y su novia era una cuestión personal.
Al traste con la ley y el orden
A pesar de que el primer ministro canadiense añadió en su comunicado que "los documentos en cuestión han sido devueltos al Gobierno de Canadá y Bernier lamenta profundamente este error", el suceso coloca en graves apuros al gobierno de Harper que ha basado su política en una agenda de ley y orden.
En su carta de dimisión, Bernier afirma:  "el incumplimiento de las medidas de seguridad fue mi culpa y sólo mi culpa y asumo la total responsabilidad de mis acciones. He solicitado al Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional que realice una exhaustiva investigación".
De forma provisional el ministro de Comercio Internacional, David Emerson, se ocupará de la cancillería.  LA