Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite la ministra de Industria italiana por un conflicto de intereses

La ministra de Industria de Italia, Federica Guidi, ha dimitido este jueves por "conveniencia política", debido a las acusaciones en su contra que sugieren que favoreció a un socio suyo con una ley para explotar un yacimiento petrolero.
"Estoy absolutamente segura de mi buena fe, de que no he hecho nada mal, pero creo que es necesario que dimita por conveniencia política", ha dicho Guidi en una carta enviada al primer ministro, Matteo Renzi, que ha difundido el Gobierno.
La Policía interceptó una conversación telefónica en la que Guidi le decía a su socio Gianluca Gemelli que el Ejecutivo había introducido una enmienda en los presupuestos generales que facilitaría su actividad empresarial.
La enmienda en cuestión permitiría a la compañía francesa Total llevar a cabo sus planes para desarrollar el proyecto petrolero en Tempa Rossa sorteando las autorizaciones de las dos regiones italianas que se oponían.
Depués de recibir las "buenas noticias" de Guidi, Gemelli llamó a su contacto en Total. "Todo está moviéndose de nuevo", le dijo, de acuerdo con las escuchas realizadas por las fuerzas de seguridad, recogidas por la prensa italiana.
Guidi es el segundo ministro del Gobierno de Renzi que dimite en medio de un escándalo. El titular de Infraestructuras Maurizio Lupi renunció hace un año por un conflicto de intereses en la adjudicación de contratos públicos.