Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite la ministra de Cultura británica

La ministra de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte británica, Maria Miller, se ha desvinculado este miércoles de sus tareas en el Gobierno tras concluir una investigación sobre un posible delito de fraude en su cuenta ministerial de gastos personales.
"Esta controversia ha terminado distrayendo al Gobierno del vital trabajo que está realizando", hizo saber la ministra en una carta al primer ministro británico, David Cameron, en la que anunció su voluntad de dejar sus funciones ministeriales.
Varios diputados conservadores habían pedido la dimisión de Miller para alejar al partido de esta polémica y aclarar el aire con vistas a las próximas elecciones europeas.
El primer ministro aceptó y lamentó la decisión tomada por Miller, en declaraciones desde su oficina recogidos por la cadena BBC.
La dimisión de Miller se remonta a una investigación preliminar del Parlamento sobre los gastos de la ministra, iniciada en diciembre de 2012, en la que se determinó que Miller recibido 45.000 libras (54.000 euros) de más a solicitud propia, que tenía que devolver.
Esta conclusión del Parlamento fue rebatida sin embargo por la última instancia, el Comité de Prácticas de la Cámara de los Comunes, que fijó la cantidad a devolver por Miller en 5.800 libras. El comité, no obstante, criticó duramente el comportamiento exhibido por Miller durante la investigación, y acusó a la ya ex ministra de aportar "información incompleta y fragmentada".