Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Donantes y organizaciones privadas pagaron viajes de Netanyahu y gastos de su familia cuando era ministro

Organizaciones y donantes privados pagaron la mayor parte de los viajes de Benjamin Netanyahu y gastos realizados en esos desplazamientos de su mujer e hijos en su etapa de ministro de Finanzas del Gobierno israelí hace diez años, según un informe elaborado por la Auditoría Estatal y publicado este martes.
En el informe, el auditor Yosef Shapira reprende a Netanyahu por no haber consultado a asesores legales para que valoraran si los viajes, realizados entre 2003 y 2005 representaban un conflicto de intereses o regalos ilícitos, que no debía aceptar por el cargo que desempeñaba.
Según informa el diario 'Times of Israel', algunas de las acusaciones contra el actual primer ministro israelí se han omitido en el informe a la espera de que la Fiscalía General examine lo sucedido.
La oficina del 'premier' ha asegurado este martes, tras conocerse el documento, que el informe de la Auditoría denota que "se hace una montaña de un grano de arena" con este caso y ha acusado al auditor de intentar aplicar retroactivamente regulaciones sobre viajes ministeriales que fueron formuladas en 2008.
Netanyahu ha negado las acusaciones de haber incurrido en un comportamiento delictivo y ha asegurado que está "convencido" de que la Fiscalía General no hallará motivos para poner en marcha una investigación sobre sus viajes.
Este tema, bautizado como los 'Bibi tours' en la prensa israelí, se centra en las acusaciones de que Netanyahu tuvo una doble facturación de sus gastos de viajes cuando era parlamentario de la Knesset y ministro del Gobierno entonces dirigido por Ariel Sharon. El caso lo desveló la cadena Channel 10 en 2011.
La Policía está ahora intentando determinar si hay pruebas para reabrir una investigación penal sobre las supuestas irregularidades que habría cometido Netanyahu y el Ministerio de Justicia también está analizando el informe de la Auditoría Estatal.
En un comunicado, la Auditoría ha dicho que el auditor Shapira presionó en 2015 al entonces fiscal general de Israel, Yehuda Weinstein, para que reabriera la investigación sobre los viajes de Netanyahu al tener la "sospecha" de que incurrió en una actuación delictiva. En 2014, Weinstein había decidido rechazar la apertura de una investigación penal contra Netanyahu pero su sucesor, Avichai Mandelblit, todavía tiene que pronunciarse sobre este tema tras la aparición de nuevas pruebas.