Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi (BCE) reclama a los líderes europeos más esfuerzos para evitar "recaída en la recesión"

Merkel respalda al banquero italiano ante noticias de su enfrentamiento con el Bundesbank
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha reclamado este viernes a los líderes europeos más esfuerzos en materia de reformas estructurales y política presupuestaria, incluyendo estímulos fiscales en los países que tienen margen como Alemania, para evitar una "recaída en la recesión de la eurozona".
Durante la cumbre de los países de la eurozona que se ha celebrado tras el fin del Consejo Europeo, Draghi ha defendido ante los jefes de Estado y de Gobierno que el BCE "está haciendo todo lo que le corresponde para restaurar la confianza en la sostenibilidad de la unión monetaria", según han explicado fuentes europeas.
El banquero italiano ha reiterado además su compromiso de poner en marcha "medidas adicionales no convencionales" dentro de su mandato para combatir los riesgos de un periodo prolongado de baja inflación.
No obstante, ha dejado claro que el BCE no puede resolver por sí solo los problemas de bajo crecimiento de la eurozona y ha pedido a los Gobiernos que actúen. "Nuestro foco debería estar ahora en actuar conjuntamente para evitar una recaída en la recesión", ha resaltado Draghi.
"Todos esperamos que la eurozona vuelva pronto a un crecimiento sólido, pero la esperanza no es una estrategia", ha proseguido el responsable de la autoridad monetaria. Parafraseando al presidente estadounidense John F. Kennedy, Draghi ha dicho que "no es el momento de preguntarse sobre lo que pueden hacer el resto de actores", sino de actuar conjuntamente.
En este sentido, el presidente del BCE ha señalado que los Estados miembros que no tienen margen presupuestario "deben continuar la senda de consolidación fiscal". "Al mismo tiempo, los que tienen espacio fiscal deben considerar seriamente estimular la demanda", ha apuntado el banquero italiano, en referencia a países como Alemania.
En todo caso, Draghi ha avisado de que la inversión ha caído de forma "desproporcionada" desde el principio de la crisis y ha expresado de nuevo su apoyo al plan de 300.000 millones de euros que prepara el nuevo presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.
El presidente del BCE ha sugerido además a los Estados miembros que presenten antes de la próxima cumbre de diciembre un listado con sus compromisos en materia de reformas estructurales.
APOYO DE ALEMANIA
La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que no se ha sentido directamente aludida por las palabras de Draghi, aunque ha apostado por reformas para reducir la burocracia y el entorno empresarial para los negocios.
Al ser preguntada por las informaciones sobre el enfrentamiento del banquero italiano con el Bundesbank y las autoridades alemanas, Merkel ha expresado en primer lugar su respeto por la "independencia" del BCE. Pero también ha dicho que tiene una "gran estima" por Draghi y que aprecia su papel para consolidar la eurozona y aumentar la coordinación económica.