Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duterte se disculpa ante Trudeau por la ejecución en abril de un canadiense por parte de Abú Sayyaf

El presidente electo de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha expresado este miércoles sus disculpas a su homólogo de Canadá, Justin Trudeau, por la ejecución en abril de un ciudadano canadiense secuestrado por el grupo islamista Abú Sayyaf.
"Por favor, acepte mis disculpas por el incidente que resultó en el asesinato de su ciudadano. Intentaremos que nada de esto vuelva a pasar", ha dicho Duterte, en una llamada realizada por Trudeau para felicitarle por su victoria en los comicios, según ha informado el diario filipino 'Inquirer'.
Este mismo miércoles ha salido a la luz un nuevo vídeo en el que los tres rehenes en manos de Abú Sayyaf piden ayuda a sus respectivos gobiernos, pero también al propio Duterte, para intentar lograr su liberación.
Al inicio de la grabación se puede ver a la filipina Marites Flor dirigiéndose a "nuestro nuevo presidente". "Necesitamos ayuda. Lo antes posible. Necesitamos ayuda económica antes de que se cumpla la fecha. Por favor, os rogamos ayuda", indica Marites.
A comienzos de este mismo mes, el grupo publicó otro vídeo en el que un hombre armado amenazaba con ejecutar a los tres rehenes "si los gobiernos dan largas otra vez". En esa ocasión, Abú Sayyaf exigía un rescate de 600 millones de pesos filipinos --unos 11 millones de euros-- a pagar antes del 13 de junio.
Los secuestrados son el canadiense Robert Hall, el noruego Kjartan Sekkingstad y la filipina Marites, todos ellos secuestrados en septiembre del año pasado. Junto a ellos fue raptado el canadiense John Ridsdel, decapitado a finales de abril después de que Ottawa se negara a pagar su rescate.