Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duterte ofrece 100.000 euros por cada narcotraficante muerto en Cebú

El presidente electo de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha ofrecido 5,5 millones de pesos --unos 100.000 euros-- por cada narcotraficante muerto en Cebú, según han informado los medios locales.
Esta oferta es al menos 100 veces superior a la ofrecida por el propio alcalde de Cebú, Tomás Osmeña, que anunció la entrega de 50.000 pesos --algo menos de 1.000 euros-- por cada traficante de narcóticos que sea abatido en la ciudad.
Duterte lo ha anunciado durante la fiesta de acción de gracias que un grupo privado organizó para el presidente electo, que accedió al cargo con un programa centrado, básicamente, en acabar con la delincuencia en el país.
En su intervención, de unos 40 minutos, Duterte ha advertido de que sabe que en algunos casos, agentes de la Policía involucrados en operaciones antidrogas no declaran el volumen real de lo que se incautan y ha asegurado que esto tiene que parar, según el diario 'Inquirer'.
"No quiero llegar al extremo, pero estoy pidiendo que esto se revierta. Si no puedo hacerlo de la manera correcta, tendré que hacerlo de alguna incorrecta, porque tengo el deber, bajo juramento, de proteger a la República", ha asegurado.
Estas declaraciones llegan poco después de que el nuevo mandatario del país, que ostentará el cargo durante seis años, animara a la población a actuar contra traficantes, asegurando que cuentan con autorización para disparar a matar.
"Pagaré cinco millones de pesos filipinos (unos 95.345 euros) por cada narcotraficante muerto. Si es entregado vivo, sólo 4.999.000 pesos", dijo la semana pasada, agregando que dará también dos millones de pesos (cerca de 38.145 euros) por cada "distribuidor" de drogas muerto.
Así, ha pedido a la población que capture a los narcotraficantes que operen en sus comunidades, agregando que pueden disparar contra ellos si se resisten y ponen la vida de la gente en peligro.