Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y Corea del Norte se reúnen en Ginebra para calmar la situación del país asiático

Representantes de EEUU y Corea del Norte comienzan este lunes en Ginebra (Suiza) dos días de conversaciones cuyo objetivo es facilitar la distensión en la península de Corea, donde las relaciones entre Norte y Sur atraviesan uno de sus peores momentos en años, y en las que no se espera que se discuta el posible regreso de Pyongyang a las conversaciones internacionales sobre su programa de armamento nuclear.
Las fuentes estadounidenses consultadas prefieren no hacerse ilusiones sobre los últimos gestos de acercamiento entre Seúl y Pyongyang, que técnicamente se encuentran en estado de guerra tras el armisticio firmado en 1953.
El año pasado, Corea del Norte fue acusada del hundimiento de un buque de guerra surcoreano 'Cheonan' y en noviembre efectuó un bombardeo sobre el archipiélago de Yeonpyeong (en el lado surcoreano de la disputada frontera marítima entre ambos países). Los dos incidentes dejaron medio centenar de surcoreanos fallecidos.
"Si reanudamos este esfuerzo no es porque contemos con nueva información sobre Corea del Norte, sino porque entendemos que es mejor dejar la puerta abierta al diálogo", indicó un oficial estadounidense, que aseguró que "no se regresará a las conversaciones sobre desnuclearización hasta que (Pyongyang) no demuestre un claro compromiso en este sentido ni proponga reanudar el diálogo con Corea del Sur".
Las mismas fuentes apuntaron que las conversaciones de Ginebra entre ambos países --que también se reunieron el pasado mes de julio en Nueva York-- están orientadas en parte a evitar que se repitan los incidentes de 2010 y, sobre todo, del año anterior, cuando Corea del Norte realizó por segunda vez en su historia una prueba nuclear.
"Nos preocupa que los norcoreanos vuelvan a cometer errores de cálculo si no volvemos a dialogar, como se ha visto en el pasado", indicaron los estadounidenses. Los expertos consultados temen, por su parte, que Corea del Norte pueda volver a realizar una exhibición de fuerza antes de la celebración del centenario del nacimiento del fundador del actual régimen político del país, Kim Il Sung, el próximo mes de abril de 2012.
"Tanto EEUU como Corea del Sur parecen más dispuestos a mantener encuentros (con Corea del Norte), pero sería una equivocación considerar que se trata de un cambio radical de su estrategia", explicó el experto en temas coreanos del grupo de estudios de la Fundación Heritage, en Washington, Bruce Klingner.