Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU pide al Gobierno libanés que financie el TEL

El viceasistente de la Secretaría de Estado para Asuntos de Oriente Próximo, Jake Walles, ha subrayado "la necesidad para Líbano de cumplir con todas sus obligaciones internacionales, incluyendo la cooperación y financiación del Tribunal Especial para Líbano (TEL)" --respaldado por la ONU y cuya misión es enjuiciar a los responsables del atentado de 14 de febrero de 2005 que causó la muerte del ex primer ministro Rafik Hariri--, según ha informado la Embajada estadounidense en Beirut.
"Walles ha visitado Líbano y se ha reunido con altos cargos del Gobierno para debatir la situación política, económica y de seguridad del país, así como la situación en Siria", agrega el comunicado.
Walles se ha reunido con el presidente libanés, Michel Suleiman; el presidente del Parlamento, Nabih Berri; el primer ministro, Najib Mikati; el gobernador del Banco Central, Riad Salameh; y el ex ministro de Finanzas Mohamed Shatah.
"Asimismo, ha reiterado la opinión estadounidense de que es importante asegurar que la actual inestabilidad en Siria no crea tensiones en Líbano. Así, ha renovado el compromiso de Estados Unidos con un Líbano estable, soberano e independiente", apostilla el texto.
Por su parte, el bloque parlamentario Mustaqbal ha condenado "firmemente" las declaraciones del líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hassan Nasralá, en las que ha afirmado que su partido no está a favor de la financiación del TEL.
"Los libaneses y los familiares de los mártires (en referencia a los asesinados en el atentado contra Hariri) no se sorprendieron con la posición tomada por Hezbolá, especialmente cuando el partido continúa protegiendo a sus miembros, algunos de los cuales han sido acusados por el TEL de participar en el ataque", ha afirmado el bloque.
Además, ha recalcado "la insistencia de Hezbolá en confrontar a los libaneses y evitar que descubran la verdad, así como de confrontar a la comunidad internacional y embarcar a Líbano en batallas que le exponen a peligrosas consecuencias".
"La posición de Hezbolá muestra una vez más las graves amenazas que supone el 'Partido de las Armas' y sus matones, que se basan en ardides militares para dictar el tipo de relaciones con otros y para endurecer su control sobre el Estado libanés, sus instituciones y sus autoridades", remarca el texto.
"Esta posición revela la verdad sobre quién está del lado de los criminales y quién está del lado de los mártires", ha manifestado el bloque Mustaqbal. Por último, ha exigido a Mikati que se pronuncie sobre su postura acerca de la financiación del TEL "de manera clara, abierta y sin ambigüedades, en vez de lanzar promesas vacías".
Beirut tiene que pagar los 32 millones de dólares (23 millones de euros) correspondientes a la financiación del TEL para 2011. El fiscal del tribunal acusó a cuatro miembros de Hezbolá de participar en el atentado, algo que el grupo ha desmentido. Tras hacerse públicas las acusaciones, solicitó al Gobierno que cortara sus vínculos con el tribunal. Hezbolá ha afirmado en múltiples ocasiones que el TEL está politizado y que persigue los intereses de Israel en la zona.
"Hezbolá no está de acuerdo con el TEL en ninguna forma o fondo, y naturalmente está en contra de su financiación", ha dicho Nasralá en una entrevista concedida al canal de televisión libanés Al Manar, vinculado con el partido. "Sin embargo, no voy a hacer de esto una batalla y (...) si alguien quiere financiar el tribunal de su bolsillo, es cosa suya. Si tiene que ser financiado por el Tesoro (...) entonces el Gabinete o el Parlamento tendrán que decidir", dijo Nasralá en sus declaraciones del pasado lunes sobre este asunto.