Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU pide a sus aliados más aportaciones para derrotar al Estado Islámico y ver resultados en un mes

El secretario de Defensa estadounidense, Asthton Carter, ha reclamado más contribuciones a todos los países de la coalición que lidera Estados Unidos contra el Estado Islámico en Irak y Siria para derrotar definitivamente a la organización terrorista y ha confiado en que el aumento de las aportaciones produzcan "resultados tangibles" en el plazo máximo de un mes.
"Cada contribución importan para este combate", ha dicho el jefe del Pentágono en sus declaraciones iniciales al inicio de la reunión de los ministros de Defensa de la coalición internacional contra el Estado Islámico que ha convocado este jueves en la sede de la OTAN para recabar su apoyo al nuevo plan operativo para "acelerar la derrota duradera del Estado Islámico", que requiere de más medios.
Carter ha avisado de que el Estado Islámico amenaza no sólo vida de sirios e iraquíes sino de los ciudadanos de cada país de la coalición y sus acciones "también son una afrenta a nuestra dignidad humana común y el conjunto de valores comunes que unen a esta coalición de países diversos".
"Estamos unidos en nuestra determinación común y responsabilidad de garantizar una derrota duradera del Estado Islámico. El Estado Islámico debe ser derrotado. Será derrotado", ha subrayado.
Carter ha recordado que el presidente Barack Obama, reforzó "mucho más" la implicación de Estados Unidos contra el Estado Islámico y están "buscando oportunidades de hacer incluso más".
"Pero la campaña irá más rápido si todos los países que están en esta sala hacen más también", ha incidido, insistiendo en que tras la victoria se recordará "quien participó en la lucha".
Carter ha confiado en "una discusión franca" sobre las capacidades que se necesitan y ha avanzado que "en las próximas semanas habrá oportunidades adicionales para discutir y evaluar y hacer más específicas sus contribuciones", dejando claro que espera ver "resultados tangibles de estas capacidades adicionales" en el plazo de un mes "como muy tarde".
"Cuando nuestros jefes de Defensa se reúnan en un par de semanas y cuando CENTCOM (mando central de las fuerzas estadounidenses) convoque la conferencia de generación de fuerzas de la coalición en un mes como muy tarde comenzaríamos a ver resultados tangibles de esas capacidades adicionales", ha subrayado, insistiendo en que "esta ministerial marca el inicio de una nueva fase en la campaña de la coalición para derrotar al Estado Islámico".
El jefe del Pentágono ha subrayado la prioridad de recuperar las ciudades de Mosul y Raqqa en Irak y Siria pero ha explicado que en la reunión también abordarán cómo contrarrestar "la metástasis del Estado Islámico, incluido en Libia".
Además de los ataques aéreos, Carter explicó en una rueda de prensa anterior que se necesitan "muchos tipos de capacidades", incluidos instructores para formar a las fuerzas de seguridad iraquíes a reconquistar territorios como Mosul, logística, inteligencia, vigilancia y reconocimiento aunque también se requiere atajar la financiación del Estado Islámico y contrarrestar su propaganda "maligna".
"El déficit más significativo son las fuerzas terrestres. La capacidad de desplegar fuerzas militares terrestres significativas en conjunción con la potencia de fuego aéreo de la coalición es la capacidad clave que estamos intentando articular", algo que "subrayará" este jueves el jefe del Pentágono, avanzó el martes el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute.