Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU busca blancos relacionados con Al Qaeda en Yemen

La organización Al Qaeda se atribuyó en Yemen la organización del ataque que debía ser perpetrado por el nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab.
Las fuentes gubernamentales añadieron que el propósito de la búsqueda de EEUU es contar con opciones para el caso de que el presidente Barak Obama ordene una represalia. También tiene como objetivo determinar si hay blancos que están específicamente vinculados al incidente del avión de Northwest y su planificación.
Se trata de un acuerdo con el gobierno yemení que establece que los dos países trabajarán de manera conjunta y que Estados Unidos no dará a conocer de manera pública su papel en el suministro de información de inteligencia y armas para realizar los ataques, según la CNN.
En general, agregó, permitiría que EEUU utilizara misiles crucero, cazas a reacción o aviones no tripulados contra objetivos en Yemen contando para ello con el consentimiento yemení.
Según uno de los funcionarios citados por la cadena de televisión, el gobierno de Yemen no ha hado su acuerdo para el empleo de fuerzas de asalto y transportadas en helicóptero lo cual permitiría la participación de comandos que capturarían a presuntos terroristas.
Estados Unidos ha señalado que se cree que Yemen se ha convertido en uno de los principales núcleos de actividad de Al Qaeda y que en ese territorio operan varios centros de entrenamiento terrorista.
En su primera reacción oficial ante el fallido ataque, el presidente Barack Obama prometió el lunes que no cesará en sus esfuerzos para capturar a los involucrados y hacerles pagar por sus acciones. Además, recordó una vez más que, después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos continúa bajo la amenaza del terrorismo.
Hasta ahora las autoridades estadounidenses sólo han acusado al nigeriano de tratar de destruir el avión de Northwest. Según la cadena de televisión ABC, Abdulmutallab confesó en su interrogatorio ante agentes federales que tras él vendrán otros terroristas suicidas.
En su última comparecencia pública, Obama ha vuelto a hablar de fallos de seguridad. Unos errores que ha calificado de "inaceptables" y para los que ha pedido una revisión. Y es que el padre del supuesto terrorista nigeriano, un banquero, había alertado en varias ocasiones de la situación y los riesgos de su hijo a la CIA.