Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU aplaude el ambiente de calma en las elecciones presidenciales y legislativas en Níger

El Gobierno de Estados Unidos ha felicitado este martes al pueblo de Níger por participar de forma pacífica en las elecciones presidenciales y legislativas celebradas este fin de semana en el país africano.
"Un periodo postelectoral pacífico es crucial para mantener la confianza en la credibilidad del proceso electoral y de los resultados", ha dicho el viceportavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.
"Estados Unidos continúa comprometido con su apoyo al pueblo de Níger en su camino hacia la democracia, la seguridad, el crecimiento económico y el desarrollo", ha remachado en su comunicado.
Los partidos de la oposición en Níger han tachado este mismo martes de fraudulentos los primeros resultados de las elecciones presidenciales del domingo, que conceden una holgada mayoría al actual presidente, Mahamadou Issoufou.
El escrutinio provisional de 20 de los 308 distritos nigerinos han concedido a Issoufou el 40,18 por ciento de las papeletas, diez puntos por encima del segundo candidato con más votos.
"Estos resultados no representan los resultados obtenidos en las urnas, todo lo contrario", ha afirmado un candidato a la Presidencia y portavoz de Coalición por el Cambio, Amadou Boubacar Cisse.
El escrutinio provisional sitúa a Hama Amadou, un antiguo aliado de Issoufou encarcelado desde noviembre, con un 29 por ciento de los votos. Mientras que otros líderes de la oposición como Seyni Oumarou y Cisse cosechan un 12 y 2 por ciento de los mismos, respectivamente.
El presidente, que prometió perseguir a los milicianos islamistas --en concreto a la organización terrorista nigeriana Boko Haram-- y encarar la pobreza en Níger, competía contra otros 14 candidatos en los comicios, que se prolongaron en algunas regiones hasta el lunes por problemas logísticos.
Sus detractores han acusado a Issoufou de intentar suprimir la disidencia y de ordenar el arresto de opositores pocos días antes de las elecciones. No obstante, el Gobierno ha rechazado las críticas, que ha calificado de políticamente motivadas.