Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU condena "firmemente" el bombardeo del Ejército en un mercado cerca de Alepo

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha condenado "firmemente" este jueves el bombardeo ejecutado por el Ejército sirio contra una localidad controlada por rebeldes cerca de Alepo ha acabado con la vida de 27 personas y ha dejado a varias decenas más heridas en un mercado próximo a esta urbe.
"A través de su continua masacre e inanición del pueblo sirio, el régimen ha dejado claro que sólo protege sus intereses y no representa o respeta las aspiraciones de su pueblo", ha dicho la portavoz del Departamento, Jennifer Psaki.
"Ante estas lamentables tácticas, la convocatoria de elecciones presidenciales por parte del régimen suena hueca y falsa. Pedimos al Gobierno sirio que ponga fin inmediatamente a estos ataques indiscriminados en Siria y que permita la llegada de la ayuda humanitaria a aquellos que la necesitan", ha remachado.
Las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad han aumentado los bombardeos aéreos contra Alepo y las localidades adyacentes tras haber logrado algunos avances en sus posiciones en Damasco y en el centro de Siria.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha asegurado que varios aviones de combate han bombardeado un mercado en la localidad de Atareb este jueves por la mañana matando a al menos 27 personas y dejando a varias más heridas graves.
Las imágenes de vídeo posteriores al ataque, perpetrado a unos 30 kilómetros al oeste de Alepo, muestran varios cuerpos carbonizados entre escombros. La potencia del ataque ha destruido al menos un edificio y ha causado daños en todo el mercado de verduras.
Los rebeldes están respondiendo a la ofensiva de las fuerzas del régimen de Al Assad en el noroeste y el sur de Alepo, donde están causando bajas en las filas gubernamentales con sus cohetes y misiles, según un informe publicado esta semana por Naciones Unidas.
La guerra civil en Siria, que cumple su cuarto año, ha acabado con la vida de más de 150.000 personas y ha dejado millones de desplazados. Desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011, más de 2,5 millones de personas se han visto obligadas a abandonar el país.