Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU aplica nuevas normas que relajan el embargo contra Cuba

Los estadounidenses con "familiares cercanos" en Cuba, como tíos, primos carnales y segundos, podrán visitar la isla tantas veces como quieran y quedarse el tiempo que deseen, según ha anunciado este jueves el Departamento del Tesoro de EEUU.
Según la normativa, los cubano-estadonidenses podrán gastar un máximo de 179 dólares por día y llevar consigo además 3.000 dólares para entregárselos a sus familiares. Cerca de 1,5 millones de estadounidenses tienen familia en Cuba. Las nuevas normas ponen en vigor el relajamiento del embargo contra Cuba anunciado por el presidente Barack Obama, las cuales levantan las restricciones de viajes y envíos de remesas.
Los residentes en Estados Unidos también podrán enviar remesas a Cuba sin límites de cantidad o frecuencia, aunque no a miembros del Gobierno o del Partido Comunista.
Para facilitar los intercambios, el departamento del Tesoro ha autorizado a los bancos estadounidenses a firmar acuerdos con instituciones financieras cubanas.
Además, las personas que lo deseen tendrán la posibilidad de pagar desde Estados Unidos por el servicio de telefonía móvil de un individuo en la isla caribeña a una empresa que sea estadounidense o de otro país, pero no de Cuba.
Los servicios de telecomunicación estadounidenses pueden incluso extender contratos directamente a los cubanos, según las nuevas normas.
Para establecer el vínculo telefónico entre Estados Unidos y Cuba, el Departamento del Tesoro permite la exportación de tecnología, como instalaciones de satélite y cables de fibra óptica.
Los estadounidenses que realicen esos trabajos también podrán viajar a la isla, de acuerdo con la normativa.
El Departamento del Tesoro también permitie la visita de personas vinculadas a la exportación de alimentos y medicinas a Cuba.
Las normas publicadas este jueves ponen en práctica y dan los detalles del anuncio realizado por Obama en abril de relajar las sanciones económicas contra Cuba.
El Departamento del Tesoro ha indicado que el cambio en el estatuto pretende respaldar el deseo de los cubanos "de determinar libremente el futuro de su país, promover un mayor contacto entre los familiares en Estados Unidos y Cuba e incrementar el flujo de remesas e información".
Un pasó más
Las medidas aplicadas este jueves van más allá de lo aprobado por el Congreso a principios de año, que permitía a los cubanoamericanos viajar a la isla una vez al año y enviar 1.200 dólares al año, como máximo.
La política de Obama supone un giro con respecto a su antecesor en el cargo, George W. Bush, quien endureció el embargo contra Cuba en 2004.
Bush limitó los viajes a la isla a una vez cada tres años y sólo para los cubanoamericanos que tenían aún familiares de segundo grado allí: padres, hermanos, hijos, abuelos o nietos.