Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU no olvida el 11-S

Las Torres Gemelas se conviertieron en una bola de fuego tras el segundo impacto. Foto: Reuterstelecinco.es
El 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos vivió el atentado más grave de su historia. Cuatro aviones fueron secuestrados y estrellados horas más tarde, dos contra las Torres Gemelas de Nueva York, uno contra el Pentágono y otro más sobre el suelo de Pensilvania antes de alcanzar su objetivo. Los atentados le costaron la vida a 2.974 personas, el país quedó conmocionado y el mundo no ha vuelto a ser el mismo.
Como cada año, desde hace ocho, Estados Unidos conmemora el aniversario de los atentados del 1 de septiembre y rinde homenaje a las 2.974 víctimas. Aquel martes, el mundo se paralizó frente a la televisión, viendo como dos aviones se estrellaban contra las Torres Gemelas de Nuevas York.
Una inmensa nube de humo salía de la torre norte cuando media humanidad pudo ver, en directo, como otro avión impactaba contra la torre sur provocando una gran bola de fuego. Eran las 8:46 de la mañana y el centro de Manhattan acababa de ser atacado brutalmente.
A las 10 de la mañana la torre sur se desplomaba como si fuera de papel y media hora más tarde lo hacía la torre norte.
Dos aviones más fueron secuestrados esa mañana. El vuelo 77 de American Airlines se estrelló contra el Pentágono a las nueve y media. La cuarta aeronave no llegó a su objetivo. El vuelo 93 de United cayó en un campo abierto en Shanksville, Pensilvania. Al parecer, se produjo una lucha entre la tripulación y los pasajeros con los secuestradores para retomar el control del aparato. Se cree que iba dirigido a la casa blanca.
2.974 víctimas
El 11 de septiembre de 2001 perdieron la vida 2.974 personas, incluyendo 246 pasajeros de los cuatro vuelos secuestrados. En Nueva York perecieron 2.602 personas, cientos de ellos mientras intentaban escapar de las torres, el resto a sus pies. Entre las víctimas se cuentan 343 bomberos del departamento de bomberos de Nueva York, 23 policías del departamento de policía y 37 policías de la autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que murieron mientras intentaban rescatar a los ciudadanos atrapados. En el edificio del Pentágono mueriron 125 personas. Ocho años después 24 ciudadanos más están en la lista desaparecidos.
Se calcula que 16.000 personas permanecían en los alrededores del World Trade Center en el momento de los atentados. La mayoría de ellos logró escapar gracias a las labores de evacuación de los servicios de emergencias.
Guerra al terrorismo
Tras los atentados, Estados Unidos declaró la guerra al terrorismo y 26 días después atacó Afganistán, el país de los talibanes, del que salió el máximo inspirador del terrorismo islamista, Osama Bin Laden.
Ocho años después, Estados Unidos vuelven a rendir homenaje una vez más a los que perdieron la vida en unos atentados que han quedado grabados para siempre en la memoria de todo el mundo. BQM