Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU aumenta las operaciones de vigilancia y control sobre Pakistán en medio del clima de desconfianza

El Gobierno de Estados Unidos ha incrementado en los últimos meses las operaciones de vigilancia y control sobre Pakistán en medio del creciente clima de desconfianza respecto a su arsenal nuclear y al control que ejerce sobre sus arsenales de armas convencionales, según ha informado el diario estadounidense 'The Washington Post'.
Los documentos secretos filtrados al periódico por el extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden revelan que ningún otro país es analizado en tantas categorías como Pakistán, pese a ser Islamabad un aliado de Washington en la región.
En dichos documentos, Pakistán encabeza la lista de "vacíos críticos de Inteligencia" e incluso el tráfico de armas ilícitas está dividido en dos secciones: Pakistán y resto del mundo.
Asimismo, recoge el incremento de la vigilancia de las centrales nucleares del país, así como la preocupación existente en torno a los arsenales biológicos y químicos. Igualmente, detalla los esfuerzos llevados a cabo para analizar la lealtad de las fuentes antiterroristas contratadas por la CIA en Pakistán.
El Gobierno estadounidense ha entregado a Islamabad un total de 26.000 millones de dólares (alrededor de 19.742 millones de euros) en concepto de ayuda en un intento de estabilizar el país y garantizar su colaboración en la lucha contra el terrorismo.
Asimismo, los documentos revelan acusaciones por abusos de los Derechos Humanos en el país, algo que, de hacerse público, forzaría a Washington a cortar su ayuda al Ejército, motivo por el que el Gobierno estadounidense decidió no presionar sobre este asunto.
A pesar de las revelaciones, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Caitlin Hayden, ha destacado que Washington "está comprometido con una alianza a largo plazo con Pakistán" y que las autoridades del país norteamericano "continúan dispuestas a construir una relación basada en los intereses y el respeto mutuo".
"Tenemos un diálogo estratégico que incluye de forma realista los elementos clave de las relaciones bilaterales, desde la situación fronteriza a la lucha antiterrorista, y desde la seguridad nuclear hasta el comercio y la inversión", ha agregado.