Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU dice que los recursos españoles contra el terrorismo "han demostrado ser eficaces"

Destaca el "liderazgo" de España contra el blanqueo y la financiación pero ve menos "éxito" en la aplicación de sanciones de la ONU
El Departamento de Estado de EEUU considera que "las capacidades antiterroristas españolas, coordinadas por el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) han demostrado ser eficaces", según afirma en su informe sobre terrorismo correspondiente a España para el año 2016.
El texto señala que durante ese año España colaboró "activamente" con Estados Unidos contra el terrorismo internacional y que ambos países mantienen "sólidos intercambios de información sobre posibles amenazas. También destaca la cooperación española con sus "socios regionales", incluidos Marruecos y Argelia, contra las redes de reclutamiento de combatientes extranjeros.
El informe afirma que, a causa de la "larga lucha" contra ETA, España tiene un "marco legal antiterrorista maduro". Eso sí, constata que el grupo terrorista "doméstico" ETA no ha perpetrado ningún ataque desde que anunció el cese de su actividad armada en octubre de 2011 y añade que su "cohesión se ha erosionado aún más con la detención de miembros de su dirección vestigial", incluida la de Mikel Irastorza.
Para el Departamento de Estado, en 2016 España "siguió demostrando liderazgo en el área de antiblanqueo y contra la financiación del terrorismo". "España investiga y persigue eficazmente la financiación terrorista y utiliza medidas de decomiso para congelar los activos terroristas, pero ha tenido un éxito más limitado aplicando y usando las sanciones financieras de la ONU por motivos de terrorismo", explica.
Además, reconoce que la actual ley contra el blanqueo y la financiación del terrorismo, que data de 2010, "mejora en gran medida la capacidad de las autoridades para atacar la financiación del terrorismo por la vía de imponer a las instituciones financieras y otras empresas mayores requisitos, y penas más duras para los incumplimientos".
El informe recoge varios hitos de la lucha antiterrorista en España en 2016, como la incautación de 20.000 uniformes militares que iban a ser enviados desde Valencia y Algeciras a los grupos Estado Islámico (EI o DAESH) o Frente al Nusra.
204 DESPLAZADOS A SIRIA E IRAK Y UNOS 25 EN PRISIÓN
También que, según las autoridades españolas, desde que se elevó la alerta antiterrorista en junio de 2015 (a un nivel 4 en una escala de 5) se ha detenido a 177 sospechosos de yihadismo, y que desde España han viajado a Irak y Siria un total de 204 personas para luchar en las filas del EI. "Varias docenas", precisa, se dan por muertos, y la mayoría de los retornados, unos 25, están en prisión.
El informe menciona, por otro lado, la cooperación de España con el Departamento de Interior de Estados Unidos --que incluye personal en el aeropuerto de Barajas y permite colaboración con el personal consular y de las aerolíneas-- para detectar a personas de alto riesgo que quieran viajar a Estados Unidos.
Y hace alusión al Programa Nacional para prevenir la Radicalización, liderado por el CITCO y que tiene a Málaga como escenario de una iniciativa piloto de intervención interdisciplinar. Según los datos transmitidos por las autoridades españolas, la línea habilitada para denunciar anónimamente casos de radicalización ha recibido 900 comunicaciones "de interés" desde diciembre de 2015.
Por último, el informe constata los foros regionales e internacionales contra el terrorismo en los que participa España y sus prioridades durante su presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU el pasado diciembre. También algunos hitos concretos de la cooperación internacional, como la cooperación con Bélgica y Alemania que permitió desmantelar una red de reclutamiento el pasado septiembre y el hecho de que el Centro Europeo contra el Terrorismo, creado en enero, esté liderado por el coronel de la Guardia Civil Manuel Navarrete Paniagua.