Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU pide a los talibán que dialoguen con el Gobierno de Afganistán para lograr la paz

El Gobierno de Estados Unidos ha hecho este lunes un llamamiento a los talibán para que participen en un proceso de conversaciones de paz con el Gobierno de Afganistán, después de que el grupo rechazara tal opción.
"Como hemos dicho antes, tienen una opción: en vez de continuar luchando con sus compatriotas afganos y desestabilizando el país, deben participar en un proceso de paz y convertirse en una parte legítima del sistema político de un Afganistán soberano y unido", ha dicho el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.
Así, ha valorado que si acceden a participar en un diálogo "hay expectativas de solución", si bien ha subrayado que "si no lo hacen, es obviamente más difícil lograr resultados".
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, reclamó el domingo a los talibán que elijan "entre la guerra y la paz", un día después de que los insurgentes rechazaran participar en una nueva ronda de conversaciones con el Gobierno.
"La paz va a favor de nuestros intereses y los de los talibán. No se puede lograr una paz real desde detrás de puertas cerradas", argumentó, una línea que ha seguido este lunes el primer ministro, Abdulá Abdulá, quien también ha pedido diálogo al grupo insurgente.
Los talibán anunciaron el sábado que no acudirán a las conversaciones de paz gestionadas por Afganistán, Pakistán, China y Estados Unidos que iban a comenzar a principios de este mes en Islamabad (Pakistán).
"Rechazamos los rumores sobre nuestra participación y declaramos de manera inequívoca que el líder del Emirato Islámico (talibán) haya autorizado a alguien para participar en esta reunión", indicaron en un comunicado.
El último intento por la paz, que tuvo lugar el año pasado, acabó en el dique seco después de que los talibán reconocieran la muerte de su líder, el mulá Omar, que ha arrastrado a los insurgentes a la división sectaria.
El Gobierno de Kabul, en este sentido, aborda desde el pragmatismo unas nuevas conversaciones cuyo objetivo primordial es el de estudiar si las líneas maestras del plan de paz permanecen vigentes.