Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ecofin discutirá hoy qué medidas adicionales puede tomar la UE para reducir el paro

Los ministros aprobarán un tramo de 8.300 millones de euros del rescate de Grecia
Los ministros de Economía de los Veintiocho discutirán este martes qué medidas adicionales puede adoptar la UE -además de las que están tomando los Estados miembros- para reducir el alto nivel de paro y evitar que se convierta en un riesgo para la sostenibilidad de la recuperación y de la deuda pública. El Ecofin sopesará impulsar grandes proyectos de infraestructuras europeas, en particular energéticas, como receta para crear empleo.
Tras siete meses de duras negociaciones entre la troika y las autoridades helenas, los ministros tienen previsto aprobar precisamente en la reunión informal que celebran en Atenas un nuevo tramo por valor de 8.300 millones de euros del rescate a Grecia -a los que se sumarán 3.600 millones del Fondo Monetario Internacional-. El visto bueno del Eurogrupo se produce después de que el Parlamento griego aprobara este domingo por escaso margen una ley ómnibus con los nuevos ajustes exigidos por la troika, en particular medidas de liberalización de sectores como el de la leche o las farmacias.
El pago de esta cantidad se realizará probablemente en varios subtramos sujetos a nuevas condiciones. El primero, que llegará a Grecia durante la segunda mitad de abril, será no obstante el más importante porque debe servir para pagar vencimientos de deuda por valor de 9.000 euros a finales de mayo, según han informado fuentes europeas. En todo caso, el Eurogrupo ha decidido aplazar a después del verano el debate sobre el tercer rescate para Atenas y las medidas para aliviar el peso de la deuda.
El Eurogrupo abordará también la situación en Portugal, pero no está prevista ninguna decisión sobre su salida del rescate, que expira el 17 de mayo. Los ministros esperan todavía que Lisboa decida si quiere una salida limpia o prefiere una nueva línea de crédito preventiva.
"Europa se enfrenta a importantes problemas sociales", subraya el documento elaborado por la presidencia griega para orientar los debates de los ministros sobre el paro. Entre 2008 y 2013 se han perdido más de 6 millones de puestos de trabajo en la UE, lo que ha disparado la tasa de paro hasta el 12% (26 millones de parados). Grecia (28%) y España (25,8%) son los países donde el problema es más grave. Además, la pobreza y las diferencias sociales han aumentado como consecuencia de la crisis, afectando sobre todo a los países del sur.
Para la presidencia, estas cifras no sólo son preocupantes por sí mismas sino que además "ponen en riesgo la sostenibilidad de las finanzas públicas y las perspectivas de crecimiento a largo plazo de la UE". La mayoría de las políticas para combatir el paro son competencia de los Estados miembros, admite su informe, pero también sugiere que deberían tomarse más medidas para revitalizar la demanda a escala de la UE. En concreto, Atenas pregunta a los ministros si "los proyectos europeos de infraestructuras, por ejemplo en el área del mercado único de la energía, pueden jugar un papel más importante para desencadenar la creación de empleo".
De hecho, el punto de partida del debate será un informe elaborado por el think tank europeo Bruegel, que considera insuficiente el fondo de 6.000 millones de euros contra el paro juvenil y reclama nuevas iniciativas a escala de la UE para crear empleo. En particular, los expertos recomiendan un aumento de la demanda a escala europea con iniciativas como nuevos proyectos de inversión, un aumento de los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la creación de un presupuesto de la eurozona que en el futuro ayude a países en crisis.
Los expertos aconsejan además reducir el gasto público en los países con sistemas de protección social ineficiente; aumentar la carga fiscal sobre los pensionistas, que hasta ahora se han visto mucho menos afectados por los recortes que los jóvenes, y también aumentar los impuestos a los ricos.
En el Ecofin informal de Atenas se discutirá además cómo mejorar la financiación de las pymes y reducir su dependencia de los bancos para lograr fondos. Los ministros abordarán también el estado de los preparativos de la nueva ronda de test de estrés a la banca que realizará el Banco Central Europeo (BCE) antes de convertirse en supervisor único en noviembre y la puesta en marcha del nuevo mecanismo único de liquidación de bancos en crisis -y del fondo de 55.000 millones para financiar quiebras- que se acaba de pactar con la Eurocámara.
Finalmente, los responsables de Economía debatirán por primera vez las propuestas de la Comisión para acotar la actividad de los bancos considerados 'demasiado grandes para quebrar' -alrededor de 30 en toda la UE- cuya principal novedad es que prohíben la negociación por cuenta propia ('proprietary trading') por considerar que genera riesgos excesivos. Sin embargo, Bruselas ha renunciado a obligar a estas entidades a separar su negocio de inversión en una entidad legal diferente de las actividades minoristas.