Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecuador desmiente que haya decidido concederle el asilo a Julian Assange

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha desmentido este martes que su Gobierno ya haya tomado una decisión sobre el asilo político solicitado por el fundador de Wikileaks, Julian Assange, y ha calificado de "falsa" la información aparecida en el periódico británico 'The Guardian'. Un hecho que el rotativo del Reino Unido daba como cierto citando fuentes gubernamentales ecuatorianas.


Según el rotativo, que cita a fuentes de la administración ecuatoriana, Correa ya ha decidido conceder el asilo. 'The Guardian' añade que fueron las autoridades del país sudamericano las que se pusieron en contacto hace varios meses con Assange para plantearle esta opción, por lo que cuando éste entró en la Embajada en Londres ya existía "una especie de trato" entre las dos partes.
Correa había adelantado el lunes que a lo largo de la semana se conocería la resolución final y este martes ha salido al paso de las informaciones de la prensa británica. "El rumor de asilo a Assange es falso. Todavía no hay ninguna decisión al respecto", ha dicho en un mensaje difundido a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.
El presidente ecuatoriano ha aclarado que todavía está a la espera del informe que elabore su Ministerio de Exteriores. El ministro Ricardo Patiño declaró este martes, en una entrevista a Reuters, que existen varias cosas a "tener en cuenta" antes de dar cualquier paso.
En concreto, el ministro de Exteriores de Ecuador ha advertido de la necesidad de analizar "lo que ocurriría después" de una hipotética concesión de asilo, ya que Assange podría ser detenido por las autoridades británicas si abandona la Embajada ecuatoriana en Londres.
El fundador de Wikileaks se encuentra en dicha legación desde el pasado 19 de junio para evitar su extradición a Suecia, donde está acusado de delitos sexuales. El fundador de Wikileaks solicitó asilo argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que las autoridades de Reino Unido y de Suecia le extraditen a Estados Unidos.
Su decisión de encerrarse en la Embajada le ha llevado a incumplir las condiciones de su libertad condicional y, por tanto, las autoridades británicas podrían detenerle en su camino al aeropuerto.
El Gobierno británico cuenta con la posibilidad de conceder al fundador de Wikileaks un salvoconducto que le permita llegar al aeropuerto, pero esta medida supondría incumplir sus compromisos con las autoridades suecas y las decisiones que la propia justicia de Reino Unido ha dictado.
Assange asegura que es víctima de una "persecución política" orquestada desde Washington por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.