Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecuador lanza una investigación sobre los fallos de construcción tras el terremoto

Ecuador realizará una investigación administrativa para determinar "si se hicieron bien las cosas" en materia de construcción y obtener así lecciones para elaborar el plan de reconstrucción tras el terremoto de 7,8 de magnitud en la escala Richter.
El fiscal general, Galo Chiriboga, ha explicado que esta investigación administrativa es la primera fase de las pesquisas que la Fiscalía llevará a cabo sobre las construcciones dañadas por el seísmo para averiguar si se respetaron las normas de seguridad.
Chiriboga ha indicado que se analizará en detalle la construcción --estructura y materiales--, su congruencia con la normativa local y la de ésta con las regulaciones nacionales sobre la seguridad de los inmuebles en zonas de riesgo de desastres naturales.
Las conclusiones servirán no solo para saber qué se hizo mal y, en su caso, depurar responsabilidades, sino también para mejorar la normativa de cara al plan de reconstrucción, según ha informado el diario ecuatoriano 'El Universo'.
"La fuente primigenia para nosotros van a ser los municipios y los permisos concedidos por éstos. Ahí identificaremos si estos constructores son públicos o privados. Todos estarán medidos por la misma vara", ha indicado.
Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) ha anunciado que entre el 3 y el 13 de mayo llevará a cabo una investigación en las localidades de Manabí y Esmeraldas "para determinar el impacto del terremoto" y "obtener información sobre daños, pérdidas y costes".
La investigación del INEC se realizará en dos fases. La primera servirá para "recopilar información del sector productivo de las zonas afectadas" entre 1.696 empresas dedicadas a la agricultura, la ganadería, la pesca, el comercio, la manufactura y el turismo.
"El segundo operativo se efectuará en los albergues y refugios en los que se encuentran las familias afectadas por el seísmo" para "evaluar sus efectos en la población más vulnerable, cuantificando los daños en sus bienes y la pérdida de empleo e ingresos", ha detallado el INEC en un comunicado.
El pasado 16 de abril un terremoto de 7,8 sacudió la región norte de Ecuador dejando más de 600 muertos y miles de heridos y damnificados. El Gobierno calcula que el seísmo tendrá un impacto de miles de millones de dólares en la economía ecuatoriana.