Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eduardo Campos, una vida dedicada a la política

El candidato del Partido Socialista Brasileño (PSB) a la Presidencia, Eduardo Campos, ha muerto este miércoles en un accidente aéreo en la ciudad de Santos (sureste), tras una vida dedicada a la política que pretendía continuar con las elecciones presidenciales del próximo 5 de octubre.
La labor política es algo común en la familia de Campos, bastante conocida en Recife, capital del estado de Pernambuco. Su abuelo, Miguel Arraes, que también murió un 13 de agosto, en 2005, fue tres veces gobernador de Pernambuco; y la madre de Campos, Ana Arraes, fue diputada y es la actual Ministra del Tribunal de Cuentas de la Unión en Brasil.
Campos nació el 10 de agosto de 1965 y comenzó su actividad política en la universidad. En 1986, con tan sólo 21 años, Campos participó en la campaña electoral de su abuelo al Gobierno de Pernambuco.
Cuatro años más tarde, ingresó en el PSB y fue elegido diputado del estado. Entre 1995 y 1998 fue secretario de la Hacienda de Pernanbuco y en esta época fue acusado de emisión fraudulenta de títulos públicos del estado, pero el Tribunal Supremo Federal rechazó la denuncia.
Campos ocupó el puesto de diputado federal en tres ocasiones, en 1994, 1998 y 2002. En 2003, Luiz Inácio Lula da Silva llegó a la Presidencia y nombró a Campos ministro de Ciencia y Tecnología. En 2005, asumió la Presidencia de su partido, el PSB.
Al final del primer mandato, en 2006, Campos dejó el Gobierno federal y fue elegido gobernador de Pernambuco, puesto que ocupó durante dos mandatos y dejó para poder dedicarse a las elecciones presidenciales que se disputan el 5 de octubre.
Campos, que el pasado 10 de agosto cumplió 49 años, estaba casado con la economista y auditora del Tribunal de Cuentas del estado Renata Campos y tenía cinco hijos.
EL FUTURO ELECTORAL DEL PSB
De acuerdo con la legislación brasileña, hay un plazo de 10 días para nombrar un sustituto para el candidato de los partidos políticos que formen parte de una alianza para la Presidencia de Brasil.
Marina Silva, ex ministra de Medio Ambiente y candidata en las elecciones de 2010, es la principal opción para sustituir a Campos. La decisión se tomará después del entierro, según ha explicado el líder del Partido Popular Socialista (PPS), Rubens Bueno, al portal de noticias G1.