Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto e Israel organizan contra Estado Islámico su mayor proyecto de cooperación desde el acuerdo de paz

Egipto e Israel han organizado el mayor proyecto de cooperación desde la firma del acuerdo de paz del 79 para combatir a Estado Islámico en el Sinaí, con un aliado inesperado, Hamás, que ha desplegado a cientos de combatientes en la frontera con la Península del Sinaí para impedir la entrada en Gaza de cualquier elemento afín al autoproclamado califato, según informaron oficiales egipcios e israelíes al 'Washington Post'.
El Ejército egipcio ha intensificado en los últimos meses sus operaciones contra la principal filial de Estado Islámico en la península, el grupo conocido como Wilaya del Sinaí, responsable del derribo de un avión de pasajeros ruso el pasado mes de octubre, causando la muerte a sus 224 ocupantes.
Al mismo tiempo, Israel tiene previsto construir en los próximos meses un nuevo muro de contención en la frontera con Egipto ante los temores de que Estado Islámico se decida por fin a realizar incursiones en suelo israelí. Actualmente los yihadistas poseen una fuerza de cientos de hombres en el norte de la península -- cuyo acceso está prohibido a los medios de comunicación, lo que hace difícil verificar las informaciones de ambos bandos en combate -- .
De momento, los oficiales no creen que Estado Islámico vaya a emprender una operación contra Israel o contra la llamada Fuerza y Observadores Multinacionales (FOM), el contingente que supervisa el cumplimiento del acuerdo de paz entre Egipto e Israel, pero ya se tiene constancia de ataques aislados, como el que costó la vida el año pasado a cuatro militares estadounidenses de la FOM.
Frente a las acusaciones de colaboracionismo, Hamás asegura que en ningún momento ha proporcionado armas ni refugio a los yihadistas. Es más, el movimiento islamista que gobierna la Franja de Gaza recuerda que fueron calificados como "infieles" por la cúpula de Estado Islámico.
El ministro del Interior de Hamás, Eyad al Bozom, aseguró que su desplazamiento de efectivos a la frontera del Sinaí, "es parte de un plan de seguridd para controlar la estabilidad de la línea divisoria". "Tal y como hacen nuestros hermanos egipcios", añade.