Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto reabre parcialmente el cruce de Rafá tras cuatro días cerrado

El Gobierno de Egipto ha anunciado este viernes la reapertura parcial del paso fronterizo de Rafá, que conecta el país con la Franja de Gaza, tras cuatro días de cierre tras el ataque ejecutado el domingo contra una comisaría egipcia en el Sinaí, en el que murieron 16 soldados y otros siete resultaron heridos.
Tras la reapertura, unos 1.500 palestinos han vuelto a la Franja a través del puesto fronterizo, que volverá a estar abierto el sábado, según ha informado el Ministerio de Interior de la Franja. Sin embargo, las autoridades egipcias no han permitido que la población gazací abandone el enclave, permitiendo únicamente los viajes de salida hacia el territorio palestino.
El Gobierno egipcio ha ordenado la reapertura parcial del puesto fronterizo para permitir el retorno de peregrinos que han visitado la localidad de La Meca con motivo del mes sagrado del Ramadán, según ha recogido la agencia estatal egipcia, MENA. Hasta el momento no ha trascendido por cuánto tiempo permanecerá reabierto.
El primer ministro de la Franja, Ismail Haniyeh, expresó el jueves su apoyo a las investigaciones egipcias en torno al ataque, cuyos responsables se sospecha que llegaron al Sinaí a través de los túneles que conectan el enclave y Egipto, aunque solicitó que se reabriera el paso de Rafá.
A consecuencia del ataque, las autoridades egipcias han destruido alrededor de 150 de estos túneles, utilizados para la entrada de suministros y productos de contrabando en Gaza como método para hacer frente el bloqueo israelí contra el territorio. Los investigadores sospechan que a través de los mismos se pudieron pasar las armas utilizadas en la operación contra la comisaría. En este sentido, varias fuentes han indicado que las fuerzas egipcias no están destruyendo aquellos que se sabe con seguridad que son utilizados para introducir alimentos y material de contrucción en el enclave.