Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto aspira a atraer a un millón de turistas al mes para acercarse a las cifras previas a la Primavera Árabe

El Gobierno garantiza la estabilidad en todo su territorio aunque haya algunos problemas de seguridad "localizados"
El presidente de la Autoridad de Turismo de Egipto, Nasr Hamdy, ha asegurado que su país aspira a atraer a un millón de turistas al mes, para aproximarse a las cifras de turismo existentes antes de la revuelta que acabó en febrero de 2011 con el mandato del entonces presidente, Hosni Mubarak, al tiempo que ha garantizado la estabilidad y la seguridad en todo el país, salvo pequeños problemas "localizados".
En una entrevista concedida a Europa Press en FITUR, el embajador Hamdy ha destacado la importancia de las medidas adoptadas por el Gobierno de transición para que Egipto avance en la "senda democrática" y ha lamentado que los medios de comunicación hayan dado una imagen de su país que "no refleja lo que ha estado pasando" en los últimos meses.
Ha reconocido que el turismo se vio "bastante afectado" por la inestabilidad política que sufrió Egipto en 2013, año en que registró una importante bajada en el número de visitantes, con 9,5 millones de turistas frente a los 11,5 millones del año anterior.
Hamdy ha explicado que la mayoría de los países que emitieron advertencias de viaje por la inestabilidad en Egipto en 2013 ya las han "retirado" o "rebajado", ha confiado en que todas estas restricciones acaben desapareciendo en los "próximos meses" y ha apostado por intentar atraer más turistas aprovechando la última fase del invierno.
EL CAIRO, "COMPLETAMENTE SEGURO"
El presidente de la Autoridad de Turismo de Egipto ha asegurado que la capital es ahora una ciudad "completamente segura" aunque en el país todavía se pueden registrar algunos problemas puntuales "muy localizados", como las manifestaciones en "algunas universidades" de El Cairo o las acciones de los milicianos islamistas en el norte de la península del Sinaí.
Ha resaltado que la cifra de participación registrada en el referéndum constitucional celebrado la semana pasada ha superado en varios millones de votantes la cosechada en la anterior consulta sobre la Carta Magna impulsada por el Gobierno de Hermanos Musulmanes, que fue derrocado el 3 de julio de 2013 por un golpe de Estado.
En concreto, ha asegurado que las cifras de turismo en su país reflejaron una clara reducción en los primeros meses de 2013, cuando se sucedían las manifestaciones contra el Gobierno que presidía el islamista Mohamed Mursi y que, a partir de julio, la tendencia cambió para empezar a crecer.
Hamdy se ha referido al golpe de Estado sin utilizar este término y ha asegurado que el 3 de julio de 2013 los militares apoyaron la "revolución" del pueblo egipcio contra el Gobierno de los Hermanos Musulmanes.
Sobre la nueva Constitución, ha hecho especial hincapié en que este nuevo texto refleja a toda la sociedad egipcia y ha asegurado que los únicos que han boicoteado la votación han sido "una pequeña parte" del movimiento islamista en Egipcio.
El embajador Hamdy ha invitado a los turistas españoles y europeos a visitar Egipto para conocer los atractivos que ofrece el país y se ha mostrado "convencido" de que retomará la senda del crecimiento en turismo para acercarse a las cifras anteriores a la revuelta que puso fin al mandato de Mubarak.