Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ejecutado un príncipe saudí condenado por asesinato

El príncipe saudí Turki bin Saud bin Turki bin Saud al Kabir ha sido ejecutado este martes tras reconocer su culpa en el asesinato a tiros de otro ciudadano saudí, Abdulkarim al Mihaimid, según ha informado el Ministerio del Interior saudí.
El príncipe fue detenido y remitido al Tribunal General que determinó que se había demostrado el cargo de asesinato que se le imputaba y por tanto le condenó a muerte. El veredicto fue respaldado por el Tribunal de Apelaciones y más tarde por el Tribunal Supremo, informa la agencia de noticias oficial saudí, SPA.
Tras ello, se emitió una orden real para cumplir con la sentencia de ejecución y por tanto, el príncipe ha sido ejecutado en Riad. "El Gobierno del Custodio de las Dos Santas Mezquitas está ansioso por mantener el orden, estabilizar la seguridad e impartir justicia aplicando las normas prescritas por Alá el Todopoderoso a quienquiera que viole la santidad de los civiles y derrame sangre", explica el Ministerio del Interior.
El comunicado no especifica la fórmula de la ejecución, pero en el país árabe la más frecuente es la decapitación a espada. No es el primer caso de ejecución de un miembro de la familia real: en 1975 fue ejecutado Faisal bin Musaid al Saud, quien mató a su tío el rey Faisal bin Abdulaziz al Saud.
Se estima que hay varios miles de miembros de la familia real en Arabia Saudí que reciben una asignación mensual. Los príncipes con rango más alto participan en las esferas de poder y ocupan cargos gubernamentales.