Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberia disparará a los sospechosos de entrar ilegalmente desde Sierra Leona

Liberia lucha contra la expansión del ébolaReuters

Las Fuerzas Armadas de Liberia (AFL) han ordenado este lunes que las unidades desplegadas en las fronteras de los condados de Bomi y de Grand Cape Mount, en el noroeste del país, disparen a cualquier individuo que intente acceder desde Sierra Leona de forma ilegal, a fin de frenar la propagación del ébola en el país.

Según ha informado el diario local 'Daily Observer', el subjefe del Estado Mayor (DCOS) de las AFL, el coronel Eric W. Dennis, emitió el pasado viernes la orden de que los soldados disparen a aquellos que violen el mandato de la presidenta, Ellen Johnson-Sirleaf, de que se cierren las fronteras del país.
Los informes presentados por la Oficina de Inmigración y Naturalización (BIN) confirman que las entradas ilegales de Bo Waterside están siendo empleadas por algunos individuos para pasar a Liberia y al revés durante la noche.
El comandante de Inmigración de Bo Waterside, el coronel Samuel Mulbah, ha informado al coronel Dennis de que, pese al cierre de las fronteras, algunos individuos "sin escrúpulos", en su mayoría procedentes de Sierra Leona, estaban usando canoas caseras para estos fines.
Mulbah ha expresado el temor de que Liberia estuviera en riesgo. "No sabemos el estado de salud de aquellos que han estado cruzando por la noche en las embarcaciones caseras de esos sierraleoneses", ha dicho.
En una orden militar directa Dennis ha ordenado que los soldados del área no duden en disparar en las piernas a cualquier individuo que entre de forma ilegal a Liberia desde Sierra Leona.
"Cuando se haya disparado a sus piernas, el afectado se dará cuenta de que ha violado una ley de otro país", ha añadido. Además, ha llamado a los soldados a ser un ejemplo porque hay personas que están "jugando" con la vida y salud de liberianos y otros ciudadanos del país.
"Nuestra frontera necesita estar cerrada y permanecer así para que nadie pueda entrar y atravesarla de forma ilegal", ha sentenciado, a fin de evitar que "extranjeros indeseables" dejen de emplear estas formas de entrada ilegal en el país.
El coronel se asegurará de que los soldados sean abastecidos de armamento y de embarcaciones para patrullar las aguas territoriales. "Me aseguraré de que tengáis al menos cinco o seis rifles (AK-47) aquí para que los usen los oficiales de las patrullas fronterizas", ha dicho.