Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un portavoz del Ejército Sirio Libre asegura que el atentado tenía como objetivo un importante centro militar

El portavoz de la brigada del Ejército Sirio Libre que ha reivindicado la autoría del atentado terrorista que este miércoles ha dejado tres heridos en el centro de Damasco, Abu Al Noor, ha asegurado que el objetivo del ataque era el Centro de Mando de las fuerzas de seguridad gubernamentales en la capital siria.
El portavoz de la brigada Ahfad Al Rasoul ha afirmado que la "operación" tenía como objetivo este acuartelamiento gubernamental y que había sido planeada desde hace más de un mes "en respuesta a los asesinatos perpetrados por las fuerzas de seguridad en todo el país".
"Continuaremos desarrollando operaciones similares en la capital hasta que consigamos alcanzar el palacio presidencial", ha asegurado, en una conversación telefónica con la cadena de televisión vía satélite qatarí Al Yazira.
El portavoz ha indicado que el Ejército Sirio Libre había planeado un ataque con ocho artefactos explosivos para hacerlos estallar durante una de las reuniones diarias que mantienen los mandos en el Cuartel General de las fuerzas de seguridad.
El Ejército Sirio Libre, según este portavoz, había calculado que a la reunión de este miércoles asistirían unos 150 oficiales de alto rango de las fuerzas de seguridad. Tras reconocer que desconoce el número de víctimas que ha dejado el atentado, Al Noor ha asegurado que el ataque no tenía en ningún caso el objetivo de alcanzar el hotel en que se alojan los observadores de la Misión de Naciones Unidas (UNSMIS).