Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército toma Tailandia tras la represión a los 'camisas rojas'

Los "camisas rojas", lejos de rendirse como habían pedido sus cabecillas tras el asalto por parte del ejército a su campamento en Bangkok, se han echado a las calles en la capital y en varias provincias del norte y noreste del país. En la capital han incendiado 27 edificios, entre ellos el de la Bolsa de Valores y un canal de la televisión estatal. En el asalto contra el bastión del frente opositor en el centro de la capital tailandesa, han muerto al menos cuatro personas, entre ellas un reportero italiano, y unas 70 resultado heridas.
Las llamas han afectado a la primera planta del edificio que aloja la Bolsa de Valores, situada en la calle Ratchaphisek, la misma en la que está situado el rascacielos que alberga la Embajada de España, que se encuentra a un kilómetro de distancia. Se ha aconsejado a los ciudadanos españoles que no salgan a la calle
Los camisas rojas han incendiado hasta 27 edificios. El portavoz en funciones del Gobierno, Panitan Wattanayagorn, ha señalado que las fuerzas de seguridad no tienen bajo control varias partes de la capital. "Será otra noche de sufrimiento, especialmente para los residentes en Bangkok".
La emisora del frente antigubernamental "Radio roja" ha instado después de la entrega de sus líderes a "arrojar fuego si estáis cerca de cualquier banco", lo que ha llevado a las entidades bancarias a cerrar todas sus sucursales en Bangkok y provincias vecinas. En la capital tailandesa, una metrópoli de más de 12 millones de habitantes y de una extensión de más de 1.500 kilómetros cuadrados, los comercios y las empresas han cerrado.  
Más muertos  
Al menos 15 personas murieron durante el asalto de las tropas al bastión de los camisas rojas y después en los disturbios que se desataron en la capital y en provincias del norte y noreste de Tailandia, indicaron fuentes médicas. Otros nueves cadáveres fueron localizados en el interior del templo budista de Pathum Waranan, situado muy cerca de la zona de la que hoy fueron desalojados los camisas rojas tras mantener tiroteos con los soldados, dijo el doctor Piyalarp Wasuwat, del hospital Phra Mongkut.
Durante el asalto cinco personas perdieron la vida, entre ellas un reportero italiano, y en la provincia de Udon Thani, donde varios miles de camisas rojas, atacaron e incendiaron el ayuntamiento de la capital, dos personas fallecieron a causa de disparos efectuados por las fuerzas de seguridad.
Desde que comenzaron los disturbios a raíz de que el Ejército emprendiera el pasado jueves una amplia operación para cercar a los manifestantes en su campamento, al menos 55 personas han muerto y unas 450 resultado heridas. Con estas víctimas de los disturbios se eleva a 84 el número de personas que han perdido la vida y aumenta hasta 1.800 la cifra de heridos desde que a mediados de marzo empezaron las protestas.  
Toque de queda
El Gobierno de Tailandia ha declarado el toque de queda en la capital, donde grupos incontrolados están provocando incidentes. Horas después ha decidido extender el toque de queda a 23 provincias del norte y noreste del país, donde no dejan de sucederse enfrentamientos entre los opositores y los soldados.
Todo ha comenzado cuando el ejército ha asaltado el campamento de los camisas rojas en el centro de la capital. Poco después el principal líder del frente rojo, Jatuporn Promphan, ha anunciado por el sistema de megafonía instalado en el campamento, que se entregaría para evitar más pedidas de vidas humanas. Unos minutos después, Promphan y otros líderes del frente han sido escoltados por agentes de la Policía, que había tomado con tanques el campamento, hacia el cuartel general de la institución.
Cerca de 3.000 manifestantes permanecían en el interior del campamento cuando lo han tomado los militares. Como consecuencia de los enfrentamientos han muerto al menos cuatro personas, entre ellas un periodista italiano, y hay 70 heridos. Muchas personas se han entregado y han sido detenidos.
Cuando el ejército ha dado por finalizado el asalto al campamento -que el Gobierno ha calificado de "todo un éxito"- se han empezado a producir los incidentes y revueltas en otras zonas de la capital.