Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe del Ejército de Turquía rebaja a 1.300 los miembros del Estado Islámico muertos en Irak y Siria

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Turquía, Hulusi Akar, ha rebajado este miércoles a 1.300 los miembros del grupo yihadista Estado Islámico muertos a manos de las Fuerzas Armadas en Siria e Irak, después de que el presidente, Recep Tayyip Erdogan, los cifrara en 3.000.
Akar ha subrayado que "las Fuerzas Armadas turcas han matado a casi 1.300 terroristas del Estado Islámico en Irak y Siria", recalcando que han llevado a cabo ataques contra 3.000 objetivos del grupo, según ha informado el diario local 'Hurriyet'.
Horas antes, Erdogan indicó que el Ejército había matado a 3.000 combatientes de la formación yihadista, defendiendo que ningún otro país está combatiendo a esta organización como lo está haciendo Ankara.
Sin embargo, fuentes de la presidencia citadas por el diario han resaltado que 3.000 es el número de objetivos bombardeados, confirmando que el número de milicianos muertos sería de 1.300.
Turquía, país miembro de la OTAN, se mostró inicialmente reacio dentro de la coalición liderada por Estados Unidos contra Estado Islámico y fue criticada en las fases iniciales de la guerra en Siria por no evitar que los combatientes extranjeros cruzaran sus fronteras y se sumaran al grupo yihadista.
Entretanto, el país ha defendido que necesita más ayuda de sus aliados occidentales en la lucha contra Estado Islámico, especialmente cerca de la frontera siria, donde la localidad turca de Kilis ha resultado alcanzada en las últimas semanas de forma repetida por disparos de cohetes.