Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército libanés investiga la presunta decapitación de un soldado por parte del Estado Islámico

El Ejército de Líbano ha afirmado este jueves estar investigando el anuncio formulado por el grupo extremista suní Estado Islámico, que ha anunciado durante la jornada la decapitación de uno de los soldados secuestrados este mes tras los enfrentamientos en la localidad de Arsal.
Las imágenes de la aparente decapitación del soldado Alí Sayyed han circulado en las redes sociales desde la tarde del jueves, sin que las autoridades hayan querido confirmar su veracidad, según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.
"Ahora sabéis quiénes son los leones del ISIS --en referencia al antiguo nombre del grupo, Estado Islámico de Irak y el Levante--", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter Abu Misaab hafid al Baghdadi, quien ha asegurado ser miembro de la formación.
"Los hermanos del ISIS han decapitado a un soldado del Ejército después de que (el partido-milicia chií libanés) Hezbolá intentara interrumpir las negociaciones. Si hay una nueva interrupción, otro (soldado) será decapitado", ha agregado.
Sayyed apareció junto a otros seis soldados en un vídeo publicado la semana pasada por el Estado Islámico, en el que el grupo pidió la liberación de los yihadistas detenidos y que se garantizaran los derechos de los refugiados sirios.
Este mismo jueves se ha registrado un enfrentamiento entre el Ejército y los milicianos islamistas en los alrededores de Arsal después de que una unidad militar fuera emboscada. Los combates se han saldado con un soldado muerto, según la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.
Imad Yomaa, cuyo arresto a principios de agosto derivó en enfrentamientos entre el Ejército y milicianos yihadistas en Arsal, aseguró durante interrogatorio que dichos grupos extremistas querían establecer un emirato en parte del país.
Los enfrentamientos en Arsal, que se iniciaron el 2 de agosto, finalizaron cinco días después con la muerte de 60 milicianos, 19 soldados y 15 civiles. Los combates llegaron a su fin tras una tregua negociada por clérigos suníes libaneses, pero los yihadistas se retiraron de la zona tras capturar a 34 miembros de las fuerzas de seguridad.
El Estado Islámico es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
El ISIS proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.