Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército israelí cerca Ramala ante el temor a nuevos atentados

El Ejército israelí ha impuesto un cerco parcial a la ciudad palestina de Ramala, en Cisjordania, a raíz de la recepción de una serie de "alertas concretas sobre futuros actos de terrorismo que tendrían su origen en la ciudad", según informan los medios israelíes citando fuentes del aparato de seguridad.
El bloqueo, en vigor desde el domingo, permite el tránsito de individuos por motivos humanitarios, el movimiento de mercancías y la entrada y salida de vecinos de esta localidad. Además de la activación de todos los controles habituales --muchos de ellos estaban normalmente sin soldados--, se han instalado controles volantes.
Estas medidas han provocado importantes retenciones convirtiendo la entrada o salida en la ciudad en algo "casi imposible", según han denunciado algunos de los afectados en declaraciones a la agencia de noticias palestina Maan.
El cerco se activó horas después de que un policía palestino hiriera a tres soldados israelíes en el asentamiento judío de Beit El, al norte de Ramala. El policía, Amjad Sukkari, de 29 años, murió tras ser abatido por disparos de otros militares.