Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército recupera el control de una colina estratégica en la provincia de Latakia

El Ejército de Siria ha anunciado este lunes que ha recuperado el control del Observatorio 45, una colina estratégica que domina varias poblaciones de la provincia de Latakia habitadas principalmente por miembros de la comunidad alauí, a la que pertenece el presidente, Bashar al Assad.
"Unidades del Ejército y las fuerzas de defensa nacional han establecido el control total del Observatorio 45, en la región de Latakia, y siguen persiguiendo a los restos de los grupos terroristas en los alrededores, causándoles numerosas bajas", ha indicado la agencia estatal siria de noticias, SANA.
El Ejército ha recuperado la posición apenas una semana después de que los grupos opositores armados se hicieran con ella en medio de su ofensiva en la provincia.
La semana pasada, las Fuerzas Armadas, que cuentan con el respaldo del partido-milicia chií libanés y otras milicias chiíes iraquíes, se hicieron con el control de varias localidades ubicadas cerca de la frontera con Líbano.
Con la toma de dichas ciudades, los rebeldes se quedaron sin bastiones a lo largo de la línea de separación entre Siria y Líbano y terminaron cediendo a las fuerzas sirias el control de las rutas entre Damasco y la costa del Mediterráneo.
Por contra, las fuerzas rebeldes, y entre ellas la brigada extremista Frente al Nusra, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, se hicieron con el control de la localidad de Kasab, de mayoría armenia y ubicada cerca de la frontera con Turquía, así como con la ciudad de Samra, consiguiendo un acceso al Mediterráneo por primera vez.
En respuesta, el Gobierno de Siria denunció ante el secretario general de Naciones Unidas y ante el Consejo de Seguridad el presunto respaldo de Turquía a "grupos terroristas" en Kasab, y pidió que se tomen medidas para "detener la agresión".
Las tensiones entre Siria y Turquía se han incrementado en la frontera después de que Turquía derribara un avión militar sirio argumentando que violó su espacio aéreo, lo que ha sido desmentido por Siria y por el propio piloto, que consiguió eyectarse antes de que el misil impactara contra la aeronave.
Más de 146.000 personas han muerto, de las cuales más de un tercio son víctimas civiles, durante los más de tres años de conflicto en Siria, según las estimaciones del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.
Las últimas estimaciones de Naciones Unidas, de julio de 2013, hablan de más de 100.000 víctimas mortales aunque el organismo internacional dejó de actualizar el balance en enero de 2014 por no poder recopilar los datos de forma precisa.