Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empresarios venezolanos reclama a Maduro que se reúna con el sector privado para paliar el desabastecimiento

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) insta al Gobierno de Nicolás Maduro a que se reúna con el sector privado para paliar el desabastecimiento de los establecimientos comerciales, según ha afirmado este viernes el presidente de esta organización empresarial, Mauricio Tancredi.
En una entrevista concedida a la emisora venezolana Unión Radio, Tancredi ha advertido de que el abastecimiento completo de los inventarios de los locales y centros comerciales podría implicar hasta 90 días.
"Depende de dónde venga la importación, se puede tardar pocos días si viene de países cercanos, pero también puede tardar de 75 a 90 días si viene de países lejanos como China", ha enfatizado Tancredi.
El presidente de Consecomercio ha apelado a la "despenalizar" el mercado de las divisas en Venezuela y a su estabilización para evitar la devaluación del bolívar, según ha informado el diario venezolano 'El Nacional'.
"Tenemos que normalizar el suministro de divisas, tenemos que despenalizar el mercado cambiario, de forma que los precios sean ecuánimes. Estoy seguro que los comerciantes no tienen ningún problema en modificar los costos siempre y cuando haya garantías de reposición de productos y que haya garantías de acceso a la divisa para producir o importar", ha señalado.
Maduro ha iniciado una "guerra económica" contra la inflación, la cual crece a un ritmo galopante, y que, según él, los comerciantes alientan con la manipulación de los precios. El desabastecimiento de productos básicos ha sido la tónica habitual en supermercados de numerosas localidades venezolanas.
Como iniciativa propia, el presidente ha lanzado varias campañas de "ocupación" de establecimientos comerciales, como ha sido el caso de los electrodomésticos, a fin de promover "precios justos" y evitar su manipulación.