Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encontradas 6 fosas clandestinas en las que podrían estar los restos de los estudiantes

Policías cerca de las fosas encontradasReuters

Las autoridades mexicanas han localizado seis fosas clandestinas en la localidad de Iguala, en Guerrero, en las que podrían estar los restos de los estudiantes de Magisterio desaparecidos la semana pasada en un ataque de policías y pistoleros.

El procurador de Justicia del estado de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, ha informado de que los cuerpos encontrados en estas fosas están siendo sometidos a pruebas de ADN que determinarán si pertenecen a los estudiantes desaparecidos.
Blanco no ha precisado el número de cuerpos encontrados y ha evitado confirmar si se trata de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, según ha informado el diario mexicano 'El Universal'. Por el momento continúan desaparecidos hasta 43 jóvenes.
DISTURBIOS DE FAMILIARES
Mientras, continúan las protestas de los familiares y compañeros de los estudiantes desaparecidos, que han llegado a lanzar cócteles molotov contra la residencia oficial 'Casa Guerrero' como protesta por la respuesta dada por las autoridades tras el hallazgo de las fosas clandestinas.
Algunos de los familiares de los 43 normalistas se han dirigido a la residencia oficial para pedir explicaciones sobre el hallazgo de las fosas y trasladar sus quejas por no haber sido recibidos por las autoridades.
ATAQUE Y DESAPARICIONES
El viernes 26 de septiembre por la noche y hasta la madrugada del sábado, policías municipales, apoyados por pistoleros, dispararon contra los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Seis estudiantes murieron y otros 17 resultaron heridos.
Unos 20 policías han sido arrestados por el ataque, que tuvo lugar tras una manifestación contra la discriminación laboral de los profesores rurales.