Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan habla con Rivlin y Abbas por la crisis en torno a la Explanada de las Mezquitas

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha hablado por teléfono este jueves con el presidente israelí, Reuven Rivlin, y con el presidente palestino, Mahmud Abbas, para intentar resolver la última crisis bilateral, causada por el cierre temporal de la Explanada de las Mezquitas, un lugar sagrado para musulmanes y judíos.
Erdogan ha llamado primero a Abbas para expresar su solidaridad por las "inaceptables" restricciones en el lugar. "La protección del carácter islámico y de la santidad de Jerusalén y la Explanada de las Mezquitas es importante para todo el mundo musulmán", ha dicho el presidente turco, según fuentes consultadas por la agencia de noticias oficial Anatolia.
Por su parte, la agencia de noticias palestina WAFA ha indicado que Abbas le ha pedido a Erdogan que solicite a Estados Unidos que presione a Israel para volver al 'status quo' en la Explanada de las Mezquitas.
En la conversación con Rivlin, Erdogan le ha trasladado su pésame por las víctimas del ataque perpetrado el pasado viernes en la Explanada de las Mezquitas pero también ha insistido en la necesidad de revocar las medidas restrictivas.
El 14 de julio, tres árabe-israelíes atacaron a los policías israelíes apostados en la Puerta de los Leones, cerca de la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Dos agentes murieron y los tres atacantes fueron abatidos a tiros y finalmente fallecieron.
Como medida preventiva, el Gobierno de Benjamin Netanyahu ordenó el cierre temporal de la Explanada de las Mezquitas, lo que enfureció a la comunidad musulmana de Jerusalén porque no pudo acudir a Al Aqsa para el tradicional rezo de los viernes.
La Explanada de las Mezquitas ha reanudado poco a poco su actividad pero las autoridades israelíes han colocado detectores de metal a la entrada, algo que los líderes musulmanes han interpretado como un intento del Gobierno judío de aumentar su control sobre el lugar.